El trauma del día

POR LEO BEATO
El 90% de la población adulta estadounidense sufre del síndrome conocido como ADD (Attention Deficiency Desease- Enfermedad de la Deficiencia de la Atención). Viven, como niños adultos a base de Retilina. No pueden concentrarse en nada y se olvidan hasta de su propia sombra, debido al tipo de vida acelerada que llevan y al bombardeo continuo y continuado de noticias atorrantes. Es como si vivieran hipnotizados y, como ratones amaestrados en un laboratorio espacial, han perdido la capacidad para asombrarse. Viven con las pupilas dilatadas en estado de shock reforzado.

La tragedia incomprensible de Virginia Tech es su último trauma.

“El padre de la bebé de Ana Nicole Smith es el fotógrafo, no el abogado; ni tampoco el chofer que la transportó al aeropuerto”. “La custodia de la niña está todavía en litigio. ¿Cuál será el chisme de mañana?” La cadena de noticias Fox lleva más de un año con un nuevo capítulo por día explotando a conciencia este chismecito como si se tratara de algo trascendental, mucho más importante que el millón y medio de niños y de mujeres que han muerto en Irak, el país de la destrucción masiva. ¿O será precisamente para distraer la atención de aquel genocidio? Ana Nicole Smith. ¿La mujer de quien? ¿Quién fue Ana Nicole Smith? ¿Cuántas películas hizo? ¿Quién la mató? ¿Virginia Tech? ¿Las tech de quién? ¿De qué cual irrealidad es que nos quieren ahora distraer? El caso es que George W. Bush dice que de Irak no lo saca nadie y que es Irán el verdadero culpable. Es ahora a Irán al que hay que atacar. De hecho, ya han rodeado al Golfo Pérsico. El ataque no será con soldados sino con misiles. Mientras tanto en esta ciudad de Washington la prensa se haya desbocada con el asunto de los mensajitos electrónicos entre Albertico González, el Procurador General con espejuelitos de Danielito, y la Casa Blanca. Cada día trae su propio afán, dice el refrán, pero aquí lo que trae es su propio chismecito para mantenernos a todos robotizados. Lo de Virginia Tech no tiene padre ni madre pero sirve para desviar la atención de lo que en realidad está pasando.

China, a quien este país le debe el cuerpo y el alma, mientras el dólar cualquier día de éstos amanece en blanco sin valer ni el papel en que está impreso, es la dueña de la deuda externa norteamericana. ¡Ay de aquellas divisas que dependan del dólar como el peso dominicano! De hecho, China tiene más de dos trillones de dólares en sus arcas de reservas financieras y, de ocurrírsele salir de ellos, le crearían a este país una crisis económica sin precedentes.

Si decide venderlos..se acabó lo que se daba, otra gran depresión peor que la del 1929. Nadie invertirá en dólares sino en euros y en yens siguiendo el ejemplo de Irán que le vende a China el 15% del petróleo que consume y los cobra en euros. Hace unos días China decidió vender el 9% de sus acciones en dólares en el mercado de Hong-kong (un estornudito táctico) y casi se desplomó la Bolsa de valores de Wall Street. ¿Nos imaginamos lo que sucedería si decide vender más del 50% de sus dólares? ¡Ay mamacita! El dólar deja de ser la divisa hegemónica del globo terráqueo y, como su balanza de pagos está patas arriba, no valdrá ni el papel en que está impreso..

Ya en Europa nadie quiere que le paguen en dólares. A Irán hay que pagarle en euros constantes y sonantes, lo mismo a Siria y a Corea del Norte. De ahí que Bush los haya identificado como “la Tríada del Mal”. Venezuela y algunos de los países de la OPEC van por el mismo camino. El euro estaba hace cuatro años a .87 del dólar (US$0.87) y hoy se cotiza a $1.40 (un aumento sobre el 50%). En función al oro el dólar ha descendido de forma estrepitosa. En el 2000 una onza de oro se vendía por US$279; hoy día esa misma onza vale US$680 (más del 100%). Cada dólar tiene su chisme como cada chisme tiene su dólar y cada día su chismecito con su trauma, pero a nadie le importa un bledo porque ya hemos perdido la capacidad para asombrarnos. Los perros de Pavlov se han convertido en gente y son los que ahora eligen a los presidentes y envían a sus hijos a morir a Irak en aras de la democracia. Por eso deambulan como zombis víctimas de la ADD (Enfermedad de la Deficiencia de la Atención) debido a tantos traumas. Vivimos endrogados a base de Retilín y de Prozac. O nos cazan como a moscas en una universidad de Virginia para desviar la atención a través de cerebros programados a distancia como el de Cho Seung-Hui. La tragedia continúa. ¿De qué era que hablábamos? Porque lo mismo pasó en Vietnam, en Camboya, en el golfo de Tonkin, en Corea, en Dominicana, en Grenada, en todas esas partes.

Capítulos de una misma enfermedad. Lo mismo pasó con la demolición masiva de Las Torres Gemelas de Nueva York ¡Ay! ¿Verdad? ¡Ya se nos había olvidado!. ¡La misma mentira y la misma táctica para justificar el mismo estado de terr