El TSE rechaza suspender las elecciones

Los jueces del Tribunal Superior Electoral (TSE) declararon ayer inadmisible el recurso de amparo constitucional mediante el cual el ciudadano José Gilberto Núñez Brun pretendía que se anulara la convocatoria extraordinaria hecha por la Junta Central Electoral (JCE) para la celebración de las elecciones presidenciales del 5 de julio de este año.
La alta corte justificó su decisión afirmando que la resolución 42-200 mediante la cual el pleno de la JCE hizo la convocatoria, atacada por el accionante, “no deviene manifiestamente en arbitrario o ilegítima” pues emana del órgano de administración electoral.
Núñez Brun había hecho su solicitud al TSE alegando que aún no han cesado las razones por las cuales la JCE pospuso las elecciones presidenciales, que se celebrarían el pasado 17 de este mes, para el próximo 5 de julio.
Y es que en la resolución de marras, la JCE dispuso la convocatoria extraordinaria de los comicios presidenciales, por las urgencias sanitarias que vive el país a causa de la pandemia del coronavirus, las cuales, a juicio de Núñez Brun, todavía no han pasado.
La convocatoria de la JCE es para elegir, además del presidente y el vicepresidente de la Repúblicas, a los diputados y senadores para el cuatrienio 2020-2024.
Previo a su decisión, los jueces de la alta corte presidida por el magistrado Román Jáquez rechazaron la solicitud de excepción de incompetencia que le hizo la JCE, en virtud de lo previsto en los artículos 214 de la Constitución; 27 de la Ley 29-11 orgánica del TSE y de los procedimientos constitucionales.