El turrón trata de sortear la crisis con imaginación

http://hoy.com.do/image/article/477/460x390/0/3D3B2E46-FD3B-4C7B-A1B9-0908DB515F0F.jpeg

Madrid. Agencias. Los fabricantes de los dulces que no suelen faltar en navidades, como el turrón o los mazapanes, afrontan el final del año con nuevos productos y el punto de mira en otros mercados para evitar ver mermados sus beneficios a causa de la crisis.

A pesar de que las previsiones de la Asociación Española de Turrones y Mazapanes indican que los consumidores no dejarán de comer dulces navideños, el organismo estima que dos de cada 10 personas reducirán su gasto en estos productos.

Por ello, y para atajar la difícil situación económica, las empresas han apostado este año por el lanzamiento de nuevos productos, el rediseño de los paquetes, o extender el consumo de estos productos a otros periodos alejados de estas fiestas. Incluso algunas compañías han bajado los precios algo más de un 5%, según el Consejo Regulador de Jijona y Turrón de Alicante, quienes añaden que se ha producido “un descenso de la producción del 10%”. Y, siendo un dulce, la opción principal pasa por el lanzamiento de nuevas variedades. Desde Antiu Xixona aseguran haber apostado por la gama de productos ‘sin azúcar’, que ha aplicado también en los mazapanes y trufas, según explica su director general, César Soler.

Por su parte, Lacasa ha optado por jugadas más arriesgadas, como ampliar la variedad de sus pralinés a sabores como el coco, “que había sido retirado hace cinco años”, o los mazapanes rellenos de cabello de ángel,  según confirma su director de mercadeo, José Antonio Iniesta.

Ir más allá de España

El punto de mira de los fabricantes pasa por expandirse en el extranjero. Desde el Consejo Regulador de Jijona reconocen que es una ‘asignatura pendiente’ porque “el mercado nacional está muy maduro, y el turrón es un dulce que se consume en todo el mundo”.

Según este organismo, en 2008 se exportaron cerca de 684 toneladas a otros países, sobretodo en Sudamérica y Europa.

Esta cifra es pequeña, si se tiene en cuenta que bajo la denominación de Jijona y Alicante se distribuyeron 7.000 toneladas en toda España, y se debe, según el Consejo, a “las diferencias de cotización del euro frente al dólar”, que dificultan la exportación a los países latinoaméricanos, principales consumidores.

Por ello, algunas compañías ya han comenzado a desvelar sus estrategias de cara a futuras navidades. José Manuel Sirvent, director general de Almendra y Miel, ha asegurado en un encuentro digital con los lectores de ELMUNDO.es que la exportación ya supone el 18% de su producción y desde la propia compañía aseguran que aumentará en los próximos años.

Por otra parte, desde Delaviuda destacan al mercado árabe, en países como los presentes en el Golfo Pérsico, como “uno donde percibimos una evolución bastante positiva” que puede ascender en un futuro.

Cómo es el efecto

Con todo, varios de los productores aseguran que, si bien la crisis no les ‘ahoga’, sí ha conseguido apretarles un poco. Concretamente en los beneficios, que descenderán en 2009 en la mayor parte de las compañías. Algunas notan esta situación más que otras. Desde la castellano manchega Mazalmendra prevén un descenso “similar” en ventas y producción al del año pasado, cuando cayeron un 10%, porque “si la gente no dispone de dinero, no gastarán en lujos”.