El último sondeo

UBI RIVAS
Debo insistir, conforme al panorama diáfano electoral “a la vista”, en que el evento cívico del próximo 16 de mayo está de un lado, como expuse en mi entrega a HOY el día 22 del presente mes de abril.

Justamente el día anterior, 21, Hoy insertaba su último sondeo Gallup-Hoy, en el que consignan los encuestados un 51.7% al presidente Leonel Fernández que persigue y obtendrá la reelección, contra un 37.4% al candidato a vencer, Miguel Vargas-PRD, y Amable Aristy-PRSC o los guijarros que quedan de él, un diminuto 4%.

Ilustra la encuesta Hoy-Gallup la progresión de Leonel desde agosto 2007 en un 42.3%, noviembre 2007 un 46.7%, febrero 2008 un 51.8 y abril 2008, ahora, un 51.7%, mientras Miguel ha actuado como un acróbata en las mismas coordenadas 35.3, 31.1, 34.7 y 37.4, mientras que Amable 14.1, 10.2, 7.5 y 4.0.

Un 74.5% está seguro de por quién votará y un 25% dice no tener decisión, un embuste, porque todos sabemos muy a tiempo y constante, por quién vamos a votar, porque no se trata de partidos de béisbol, sino de asegurar la subsistencia y entre uno y lo otro hay una jalda muy ancha y profunda.

El país, en esa reflexión de por quién votará, examina y pondera los contrastes, compara que en agosto 2004 con un barril de petróleo a US$35 el dólar estaba a 55×1 y hoy con el barril de petróleo a US$119 está a 34×1.

Eso, sin un boom pasmoso en las exportaciones sino al ejercicio de las normas prudenciales en el manejo de la economía, como reitera el gobernador del Banco Central; nada de milagros o magias, sino de sincerar la realidad y administrarla con cordura, sin alharacas y sin boches. El país está muy consciente de esas comparaciones; el trauma está grabado muy fresco en la memoria como para que no quepa la rendija de una equivocación pueril y tonta, ¿o hay otra palabra?