El último viaje de José José al país que lo vio nacer

5C_¡Alegría!_10_2,p01

Dos de los hijos del fallecido cantante José José le acompañaron en silencio en su último vuelo a Ciudad de México, donde recibió ayer un homenaje en el Palacio de Bellas Artes, donde son despedidos los más grandes de la cultura mexicana.
Ambos hermanos estuvieron aislados de los otros pasajeros del avión en el que se trasladó el féretro bañado en oro que guarda parte de las cenizas del “Príncipe de la Canción”.
El avión partió de Miami a las 6 de la mañana y llegó a su destino tres horas y veinte minutos después.
La portavoz del Consulado General mexicano en el sur de la Florida, Jéssica Pérez, confirmó a Efe que “las cenizas fueron divididas” entre México y Miami.
Según informaciones de prensa, el deseo de Marysol y José Joel era que el homenaje que tuvo lugar en el Palacio de Bellas Artes fuera de cuerpo presente.
El féretro con las cenizas de José José fue expuesto en el Palacio de Bellas Artes a lo largo de todo el día de ayer y después se realizó la celebración de una misa en la Basílica de la Virgen de Guadalupe.
Al final del día, las cenizas de “El Príncipe de la Canción” descansaron en la Colonia Clavería, el barrio donde se crío el cantante y donde hay una estatua en su memoria.
Tras estos homenajes, los restos de José José serán traslados al Panteón Francés para ser sepultados al lado de su madre.