El valor de la imagen

J.Luis Rojas

Estrés laboral

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el estrés laboral es la reacción que puede tener el individuo ante exigencias y presiones laborales que no se ajustan a sus conocimientos y capacidades, y que ponen a prueba su capacidad para afrontar determinadas situaciones.

Se considera que el estrés laboral afecta negativamente la salud psicológica y física de los trabajadores, así como la productividad y competitividad de las organizaciones para las que laboran. En los climas laborales estresantes, los empleados no pueden pensar ni actuar adecuadamente.

El estrés laboral tiene efectos negativos tanto en la salud de los trabajadores como en la productividad de las organizaciones. De ahí que una empresa o institución que no goce de un buen clima laboral, jamás obtendrá lo mejor de su talento humano. Las buenas decisiones y actuaciones de los líderes de las organizaciones contribuyen a disminuir el estrés laboral.

Entre las principales causas que provocan estrés laboral se encuentran: no promover a los empleados con méritos y competencias suficientes porque piensan y actúan con cabeza propia, ejercer la desconsideración con los que cuestionan lo mal hecho, promover las malas relaciones interpersonales, excluir a los que tienen opiniones disidentes, impedir que la gente se comunique libremente, ejercer un liderazgo autoritario, cohibir la libertad de expresión, manipular la verdad, así como obtener apoyo valiéndose del chantaje y la prebenda.

Las empresas e instituciones dirigidas por personas que se amparan en la mentira, el engaño, la hipocresía, el chantaje y la manipulación, esperando lograr determinados propósitos, solo consiguen crear climas laborales poco productivos, creativos y generadores de estrés. Se ha considerado que el liderazgo inadecuado constituye una de las principales causas del estrés laboral.