El valor de la imagen

J. LUIS ROJAS.

Corazón dominicano

El doctor Lorenzo Peláez Dorantes, experto de la OIT, considera la Responsabilidad Social Empresarial como una cultura de negocios basada en principios éticos y firme cumplimiento de la ley, respetuosa de las personas, familias, comunidades y medio ambiente, que contribuye a la competitividad de las empresas, al bienestar general y al desarrollo sostenible del país. La Responsabilidad Social Empresarial útil y sostenible es un instrumento de gestión, capaz de fomentar el desarrollo sostenible de las empresas y el bienestar de las personas. Es poco creativo y rentable vestir el clientelismo empresarial de responsabilidad social. Hoy, las empresas que dicen y aparentan ser socialmente responsables, tienen que demostrar con hechos su vocación social y solidaria, más allá de la comunicación mediática y el clientelismo empresarial.

El enfoque clásico/filantrópico de la Responsabilidad Social Empresarial, siempre ha centrado sus esfuerzos en tratar de vincular la imagen pública de las empresas con la búsqueda de soluciones parciales y coyunturales a determinados problemas y situaciones. En este sentido, el Centro Cuesta Nacional (CCN), con su iniciativa Corazón Dominicano, pretende alinearse a la tendencia actual de la RSE. Sin dudas, la esencia de Corazón Dominicano se enmarca en la nueva propuesta de Responsabilidad Social Empresarial, la cual consiste en motivar y facilitar que las empresas piensen, decidan, hablen y actúen como ciudadanos corporativos socialmente responsables, preocupados por el bienestar general y el desarrollo sostenible del país. Corazón Dominicano es un esfuerzo del proyecto Orgullo de mi Tierra de CCN, con el objetivo de facilitar el desarrollo de un grupo de micro-empresarios de diferentes localidades rurales, cuya pasión por la auto-gestión económica y social es merecedora de admiración y reconocimiento.