El mensaje verde

J. LUIS ROJAS.

En los últimos años, diferentes organismos mundiales, regionales y nacionales han realizado diversos esfuerzos tendentes a crear una cultura verde, la cual va más allá de inducir conciencia ciudadana en torno a la protección de los recursos naturales. En cambio, en varios países de América Latina, incluido República Dominicana, el verde ha servido de plataforma para elaborar y difundir mensajes de sensibilización y movilización social. Un ejemplo de ello lo constituye el movimiento ciudadano “Fin a la Impunidad”. Dicho mensaje motivó a miles a marchar y a más de 300 mil ciudadanos a firmar el libro verde.
En todas partes del mundo, el color verde simboliza futuro, esperanza, sostenibilidad del medio ambiente, sembrar para un mejor mañana, etc. Sin embargo, en República Dominicana es sinónimo de lucha ciudadana contra la impunidad y la corrupción, cuyos males han hecho posible que se incremente la pobreza, se debilite la institucionalidad, se desacredite el clima de negocios y se dañe la imagen de marca país. El mensaje verde, igual que el que entusiasmó a la mayoría de los dominicanos a exigir el 4% para mejorar la calidad de la educación, empleó como medio de difusión a esas formas de comunicación que andan por ahí, según ha planteado el comunicólogo panameño Raúl Leis. La idea de poner fin a la impunidad y a la corrupción, surge como iniciativa sana de algunos comunicadores sociales que piensan con cabeza propia, periodistas comprometidos con el bienestar colectivo y de propietarios de medios de comunicación interesados en poner su poder influenciador al servicio de la lucha contra la corrupción en la sociedad dominicana. La fuerza, la dignidad y el uso de medios alternativos de comunicación, han permitido que el mensaje del movimiento ciudadano “Fin a la Impunidad” haya convocado a miles de dominicanos a marchar y a firmar el libro verde.