El valor de la seguridad hoy

J. LUIS ROJAS.

Se ha comprobado que las personas prefieren visitar aquellos países, empresas e instituciones que han logrado establecer sistemas eficientes de seguridad. Hoy, la seguridad hay que gestionarla como eje transversal y estratégico, cuya finalidad no es otra que dar la sensación de absoluta confianza. En este orden, no es simple casualidad el hecho de que los países más seguros sean los que han alcanzado mayores niveles de competitividad y de convivencia social. En definitiva, la seguridad es una ventaja comparativa, la cual posibilita captar la atención de inversiones foráneas sanas.

En el caso específico de República Dominicana, los esfuerzos emprendidos por los sectores público y privado, relativos a establecer mecanismos que garanticen a los ciudadanos vivir y relacionarse en un ambiente sano y seguro, no  han sido otra cosa que intentos fallidos. La calidad de la seguridad pública y privada ha hecho posible que un segmento importante de los ciudadanos dominicanos viva, camine y se relacione con miedo. ¿Quiénes son los dueños de las principales empresas de seguridad privada que operan en la sociedad dominicana?

Los niveles de inseguridad son tan grandes y reales en la sociedad dominicana, que cuando un ciudadano visita un restaurante, una plaza comercial, un banco, una bomba de expendio de combustibles o cualquier otro lugar, lo primero que observa es asegurarse si en dicho establecimiento existe seguridad. Por lo general, la seguridad pública es disfuncional y la privada también. La seguridad pública y privada cuesta. ¿En cuáles manos y mentes está la seguridad pública y privada de los dominicanos?

Las autoridades del Ministerio de Interior y Policía y las de la Superintendencia de Seguridad Privada, están compelidas a pensar y a implementar estrategias y acciones creativas que contribuyan a establecer un sistema eficiente de seguridad ciudadana, que sea capaz de regular, supervisar y evaluar el funcionamiento de las empresas privadas que ofertan servicios de seguridad a los establecimientos comerciales. No es verdad que cualquiera puede ser agente de seguridad privada. La seguridad pública y privada es mucho más que crear una percepción falsa de la confianza. ¿Cuál es el salario mensual y qué condiciones trabaja un agente de seguridad privada?

En la mayoría de los estudios de percepción, realizados por reconocidas firmas encuestadoras nacionales e internacionales, se destaca el sentimiento de inseguridad que embarga a los ciudadanos dominicanos. La falta de seguridad pública y privada en República Dominicana es una realidad que cada día cobra vidas útiles, afecta el desenvolvimiento de las actividades comerciales, daña el clima de negocios, entre otros males sociales y económicos.

Los dominicanos, sin importar su extracto social, desean vivir en un país seguro, donde los responsables de gestionar la seguridad pública y privada creen las condiciones para transitar sin temor por las calles, visitar las plazas comerciales sin miedo a que les roben sus vehículos, disfrutar de los parques y playas sin el pánico de ser asesinados o atracados. La seguridad es un indicador de calidad de vida. Además, representa una amenaza para la convivencia social y el desarrollo sostenible.