El Yaque podría inundar

POR SANTIAGO GONZALEZ, ANSELMO SILVERIO y NARCISO PÉREZ 
SANTIAGO.- La Comisión Regional de Emergencia advirtió que el río Yaque del Norte podría producir inundaciones desde Sabana Iglesia hasta la desembocadura en Manzanillo. Francisco Arias, director de la Comisión, dijo que a los embalses de las presas Tavera y de Bao están llegando al límite de su capacidad a consecuencia de las lluvias y se les están sacando entre 270 a 300 metros cúbicos por segundo lo que podría ocasionar inundaciones aguas abajo.

De acuerdo con Arias, brigadas de la Defensa Civil, la Policía, de los cuerpos de bomberos y de la Cruz Roja Dominicana, alertaban a los en las zonas vulnerables.

Entre los lugares potencialmente en peligro, dijo, están Las Latas, en Bella Vista, Hoyo Oscuro, Valle Encantado, Brisas del Yaque, Callejón de los Borgones, Rafey y El Canal de la Otra Banda.

En la tarde ayer, intensos aguaceros provocaron el desbordamiento del arroyo de Gurabo, aquí, y las juntas de vecinos alertaron a los residentes para que abandonen sus casas.

Es la segunda vez en 72 horas que en Santiago las personas debieron abandonar sus viviendas amenazadas por la crecida de ríos y cañadas.

Además las lluvias produjeron daños en carreteras, calles y caminos vecinales de la zona.

DAÑOS Y AYUDA

Las autoridades enviaron ayer ayuda a una parte de las más de 3,000 familias que fueron afectadas aquí, pero muchas comunidades que todavía ayer permanecían aisladas en el Noroeste todavía no había recibido asistencia.

Además se informó que otros 2,000 familias damnificadas en el noroeste, en donde además han sido afectados los arroceros de Castañuelas y los del Bajo Yaque que se informó perdieron todos sus cultivos.

Las autoridades entregaron algunos colchones, frazadas, mosquiteros y pequeñas fundas con raciones alimenticias en los barrios Hoyo de Puchula, Rafey, Hoyo de Bartola, Los Santos, Hoyo Oscuro, Las Mercedes, La Esperanza, Bella Vista y Gurabo.

Las fundas tenían una botella de aceite, cuatro libras de arroz, una de harina de maíz, avena, una libra de habichuelas y una de espaguetis.

Además se anunciaron planes para socorrer a las 2,000 familias que fueron evacuadas en Piloto, Los Solares, Palo Verde, Hato Viejo, Bisonó, Guayubín, Castañuelas, Los Bateyes y Montecristi.

Máximo Ventura, director provincial de la Defensa Civil en Montecristi dijo que esas zonas permanecían anegadas.

Unas 80 familias que residían en los barrios de las Cayenas abajo y el Hoyo de Bartola, cuyas viviendas fueron arrasadas por las inundaciones del arroyo Gurabo, se quejaron ayer de que están viviendo en pensiones o refugiados por vecinos porque todavía no reciben ningún tipo de asistencia.