Elecciones 2020: “Winter is coming” o el invierno se acerca

Millizen Uribe

La frase “Winter is coming” (El invierno se acerca) se puso muy de moda, recientemente, a raíz de la megafamosa serie de televisión llamada Games of Thrones o Juego de Tronos, que produjo la cadena estadounidense HBO, y que versa sobre las disputas violentas y estratégicas de familias nobles que se disputan el poder, representado por el llamado Trono de hierro.
Sin embargo, si vamos un poco más atrás, recordamos que en nuestra infancia una lectura obligada eran esas famosas fábulas de Esopo, siendo una de ellas la de la hormiga y la cigarra, donde justamente, en pleno verano, la primera advertía a la segunda que el invierno se acercaba como una forma de solicitarle se preparara para los tiempos difíciles.
Precisamente, en el marco del contexto electoral dominicano, y de manera específica del periodo postprimarias, vale decir que el invierno se acerca, como una forma de aludir a los cambios que se están suscitando en el panorama electoral.
La salida del expresidente Leonel Fernández, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), reconfigura el mapa de poder, siendo el primer cambio la inminente posibilidad de una segunda vuelta electoral.
La dispersión está presente, porque ya el panorama no se concentra en oficialismo versus oposición, sino que abre la posibilidad de un cuarto frente electoral, pues para mí el tercero es Guillermo Moreno-Minou Tavárez Mirabal, quienes hasta el momento no han manifestado intención de apoyar una coalición con el Partido Revolucionario Moderno, PRM, como están haciendo otros grupos.
Pero, todavía, la incertidumbre está muy marcada debido a que la irrupción de nuevos actores y actrices podría seguir incidiendo en otros escenarios. Dos de ellos son el alcalde del Distrito Nacional, David Collado, quien dijo que ha recibido ofertas de candidaturas presidenciales y vicepresidenciales, y Margarita Cedeño de Fernández, quien hasta el momento en que escribo este artículo, no ha revelado si permanecerá en el PLD o si también formará parte de La Fuerza del Pueblo.
También está por verse qué pasará con una eventual candidatura presidencial de Leonel Fernández, debido a que será objeto de un fuerte debate legal por las interpretaciones a las disposiciones de las leyes de Partidos y Electoral en relación a si un exprecandidato de un partido puede o no después ser candidato de otro.
Ahora bien, la importancia de este nuevo panorama electoral es que trae consigo mayores posibilidades de cambios, de esos que con tanto clamor reclama el pueblo dominicano. De modo que ojalá este ciclón batatero, destierre de raíz todo lo malo, toda la podredumbre del sistema político electoral dominicano y que, en su lugar, siembre progreso, desarrollo, institucionalidad y la nueva cultura política, que tanta falta nos hace.