Eligen mujer como rival Schroeder

BERLIN (AP).- La oposición conservadora nominó el lunes a Angela Merkel, hija de un pastor protestante de la antigua Alemania oriental, como la candidata rival del canciller Gerhard Schroeder para las próximas elecciones.

Merkel, de 50 años, tendrá así la oportunidad de convertirse en la primera mujer que lidere al país.

Acogida por un multitudinario aplauso en la sede del Partido Demócratacristiano en Berlín, Merkel prometió de inmediato que su prioridad será atacar el desempleo, que asciende al 12%.

Rechazó además las acusaciones de las autoridades actuales, que dijeron que en caso de llegar al poder gobernará como una “capitalista radical”.

“En el centro de mi pensamiento y de mis acciones siempre estará la creación de trabajo para el pueblo alemán”, sostuvo. “Necesitamos una agenda de trabajo”.

Merkel prometió buscar una “vía consistente de reformas” que incluya más flexibilidad en las horas laborales y en las leyes que le otorgan a los trabajadores amplias protecciones contra los despidos, una reforma impositiva y un cambio del seguro de salud público.

Alemania “siempre será más cara” que otros países que tienen salarios más bajos en Europa oriental, pero aún así puede hacer más para competir, consideró.

Merkel emergió como la candidata favorita para competir con Schroeder después que el canciller convocó a elecciones nacionales anticipadas un año antes de lo previsto, tras la fuerte derrota de su partido en una votación estatal de hace una semana.

Nacida en Hamburgo, en el oeste del país, Merkel creció en la población de Templin, de la otrora Alemania comunista, a donde se mudó su padre cuando ella tenía tres años.

Comenzó a participar en la política después de una carrera como científica, trabajando como investigadora química en Berlín oriental antes de unirse a un grupo que respaldaba la democracia en momentos en que el comunismo caía, en 1989.

Se unió al partido Demócrata Cristiano en agosto de 1990 y fue elegida como legisladora ese mismo año. En 1991 se desempeñó como ministra para las mujeres del gobierno del canciller Helmut Kohl.

En el 2000 se convirtió el presidenta de los demócratacristianos, pero renunció para las elecciones del 2002, con el fin de que el gobernador de Baviera, Edmund Stoiber, compitiera con Schroeder.

Las encuestas han mostrado que Schroeder está perdiendo popularidad frente a Merkel.

Un importante consejero de Schroeder dijo que los conservadores atacarán los derechos de los trabajadores y recordó que Merkel fue ministra durante los últimos siete años del gobierno de Kohl.

“Ella comparte una responsabilidad importante por los años perdidos para la economía, el proceso de la unificación alemana, la demora de las reformas en los años 90”, expresó el secretario general de la Social Democracia, Klaus Uwe Benneter. “Ella estaba entre los que fueron rechazados con el voto en 1998”, indicó.