Ellos flaquean y caen, mas nosotros nos levantamos y resistimos a pie firme

Ellos flaquean y caen, mas nosotros nos levantamos y resistimos a pie firme

Pastora Montserrat Bogaert

Pastora Montserrat Bogaert/ fuente externa
Pastora Montserrat Bogaert/ fuente externa

Ellos flaquean y caen, mas nosotros nos levantamos y resistimos a pie firme. Estamos rodeados de personas con malas intenciones, cuyo egoísmo, envidia, celos, hacen que sus corazones se desvíen del bien y practiquen el mal deliberadamente, sin temor a Dios. En un momento puede que pensemos que alcanzarán su propósito conforme a cómo se nos presenten las circunstancias.

Aunque parezca así, no lo es, porque el mal no nos tocará. Al contrario, el arma que usa el enemigo para destruirnos es el arma que Dios usa para bendecirnos y demostrar que su poder está por encima de todo.

Leer más: Celebrar las fechas sin perder de vista los problemas sociales

Ellos tropezarán y caerán, mientras nosotros nos levantamos dándole la gloria y la honra al que pelea nuestras batallas, liberándonos de la trampa del enemigo. Por eso, aunque no lo veamos, estamos rodeados por Su ejército angelical, que actúa en el instante en que somos atacados.

A la vez, levanta un cerco a alrededor de nosotros, el cual impide que cualquier arma contraria alcance su propósito. Por eso proclamemos victoria; porque ya alrededor de nosotros hay un ejército que ha venido a defendernos, y no se retirará hasta dejar a nuestros enemigos vencidos.

Más leídas