Elogian aportes de Molinaza en Secretaría de Educación

POR MARIEN A. CAPITÁN
Tras recordarlo con un cálido minuto de aplausos, la secretaria de Educación, Alejandrina Germán, definió ayer al profesor José Molina Aza (Molinaza) como un trabajador incansable de la cultura, que hizo valiosos aportes a las letras y la literatura del país, fundamentalmente en el área del teatro.

Solicitándole a las autoridades policiales que esclarezcan el caso con celeridad, Germán manifestó que ya le hizo la petición personalmente al jefe de la Policía, mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez, quien fue a su despacho para felicitarla por su cumpleaños.

Posteriormente, Germán indicó que conocía a Molinaza desde el año 1972. “Trabajamos juntos cuando yo me iniciaba prácticamente como maestra en un colegio del ensanche Quisqueya y el viernes de la semana pasada fue la última vez que lo vi”.

Para Germán la muerte de Molinaza es una sensible pérdida para la educación, la cultura y las letras dominicanas. “El contribuyó sin más aspiraciones que no fueran elevar el nivel educativo y cultural de la población dominicana. En una pérdida para la República Dominicana y el sistema educativo dominicano, él fue el primer director del departamento de Educación Artística de la Secretaría de Educación”.

Por otro lado, Germán sostuvo que estaban en proceso de adquirir los libros que había escrito sobre la historia del teatro dominicano. Con estos volúmenes, argumentó, esperaban reforzar la educación artística en las escuelas.

Destacando el valor de su obra, Germán dijo que sólo restar esperar que se haga justicia. “Y que los que quedamos, que fuimos sus compañeros de trabajo, sus amigos entrañables, los que los quisimos mucho, honremos su memoria y hagamos que lo que él aportó a las letras y las culturas permanezcan en las presentes y futuras generaciones”. 

HABLAN DOS INTELECTUALES

Los intelectuales Julio Cuevas y  Rafael García Romero coincidieron con Germán en que Molinaza hizo importantes aportes a la sociedad dominicana.

“Fue mi profesor, desde el año 1975, con el cual tuve grandes conocimientos y una relación muy afectiva, profunda (…) Puedo decir que es uno de los más grandes e importantes poetas de la generación de post-guerra, del 65; un gran analista dramático, un gran estudioso del teatro y de la lengua”, subrayó Cuevas. 

Tildándolo como a un gran amigo, Cuevas aseveró que su muerte no es el producto de la desviación que hay en la sociedad dominicana.

De su lado el director del departamento de Cultura de Educación, Rafael García Romero, señaló que como funcionario de Educación marcó una ruptura en cuanto al trabajo que se estaba haciendo en el área cultural. “Tuvimos un gran vínculo humano, un vínculo afectivo. Sobre todo porque era una de las pocas personas con las que no se podía disentir porque no tenía un espíritu polémico, sino más bien afable”.

LA UASD CLAMA JUSTICIA

Tras asegurar que la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) reactiva su luto con la muerte del profesor Molina Aza, el vicerrector académico de la institución, Alejandro Pichardo, reclamó a la justicia que este caso se investigue con diligencia.

“Esperamos que los responsables sean sometidos a los tribunales y la justicia le aplique todo el peso de la ley”, dijo Pichardo después de encabezar un acto en memoria de Narciso González (Narcisazo), quien también era catedrático de la UASD.

Lo peor, agregó Pichardo, es que este tipo de caso lleva incertidumbre a la sociedad.  “Nosotros decimos que si los hechos abominables como el de Narciso, el del profesor Molinaza o cualquier otro que afecte a cualquier dominicano no importa el estatus social se quedan inmunes, es un estímulo para que la sociedad viva en incertidumbre y renuncie a convivir en paz”, concluyó. 

Molina Aza, cuya desaparición fue denunciada por sus familiares el sábado pasado, fue encontrada muerto el pasado martes en unos matorrales del kilómetro 63 de la autopista  Duarte, cerca de Bonao.