Elogios y recomendaciones misión FMI

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitó el país entre el 31 de enero y el 10 de febrero, para sostener conversaciones con funcionarios del sector público y personalidades del sector privado, relacionadas con la consulta del Articulo IV del Convenio Constitutivo del organismo multilateral y al concluir la misión emitió una nota de prensa, fechada el 13 de febrero, en la que elogian el comportamiento de la economía dominicana, las políticas del Gobierno del presidente Danilo Medina, pero enfatizan la necesidad de un ajuste fiscal a corto plazo, para garantizar la sostenibilidad de la deuda y del crecimiento.
La nota de la misión reconoce la “posición robusta en el ciclo económico”, el crecimiento promedio de 7% durante los tres últimos años, cómo los choques positivos de oferta han contenido las presiones inflacionarias y fortalecido la posición externa y encomian que esos resultados han permitido mejorar los indicadores sociales y fortalecer la confianza.
La misión proyecta que el crecimiento se mantendrá sólido en 2017 y se modere a partir de ahí en la medida que las “condiciones de financiamiento, tanto externas como internas, se tornen más restrictivas”, mientras la recuperación de los precios de los combustibles impulsará la inflación hacia el rango meta del Banco Central.
La nota de la misión reconoce que “el sesgo restrictivo de la política monetaria es apropiado y es preciso seguir avanzando hacia un marco de tipo de cambio más flexible”, y reconocen cómo las autoridades del Banco Central marchan hacia esa meta mediante el “fortalecimiento de la estructura de mercado cambiario e instrumentos que faciliten dicha transición”. También saludan el compromiso de las autoridades de continuar fortaleciendo las reservas internacionales. Elogian que las reformas en curso van a fortalecer el marco macrofinanciero, los indicadores financieros del sistema bancario y consideran acertada la decisión de las autoridades de “encarar las deficiencias de regulación y supervisión de las entidades no bancarias”, así como los esfuerzos para fortalecer el marco macroprudencial, abordar riesgos sistémicos y realizar pruebas de tensión.
La misión del FMI advierte de los riesgos externos derivados de la incertidumbre económica, las políticas de los socios comerciales, los pronósticos de los precios del petróleo, el aumento de las tasas de interés mundiales y la apreciación del dólar.
Ante ese aumento de los riesgos la misión recomienda: “Reforzar de manera decidida la posición fiscal para mantener la sostenibilidad. El Gobierno dominicano ha logrado mejorar su posición fiscal, a pesar de las crecientes presiones sobre el gasto, a través de la restricción del gasto público y un decidido esfuerzo de mejora de la administración tributaria”
Los elevados déficit del sector público consolidado, añade la misión, generarán presiones sobre la sostenibilidad y viabilidad de la deuda y recomiendan: “Se requerirá un importante ajuste fiscal para garantizar la sostenibilidad de la deuda, con un mayor esfuerzo de consolidación a corto plazo para aprovechar la posición a un favorable del ciclo económico”
A diferencia de la misión que visitó el país en la consulta del Articulo IV en 2015 en donde señalaron: “La misión vio con beneplácito el continuo compromiso de las autoridades con la disciplina fiscal…. En este contexto y para aprovechar las condiciones cíclicas favorables, el Gobierno debe acelerar el proceso de consolidación fiscal iniciado en agosto de 2012….”; sin embargo la nota de la presente misión ya no habla de aceleración, sino es enfática en señalar la necesidad de un fuerte ajuste fiscal a corto plazo.
Es imprescindible esa reforma fiscal a corto plazo, como señala el informe, y aprovechar que aun el panorama exterior es favorable, porque ajustes fiscales en medio de un escenario internacional adverso aumentaría el costo del ajuste y el tiempo se nos agota.
Independiente de los problemas que el Gobierno esté afrontando ahora y en el futuro, las recomendaciones fiscales de la misión del FMI deberán representar un imperativo para las autoridades si queremos preservar el mejor legado de las administraciones del PLD: Crecimiento con estabilidad.