Elon Musk dice Twitter rechazó suspender juicio; vuelve a peligrar el acuerdo

Elon Musk dice Twitter rechazó suspender juicio; vuelve a peligrar el acuerdo

Elon Musk

Un nuevo capítulo en la interna Musk-Twitter tuvo lugar este jueves cuando el CEO de Tesla y SpaceX afirmó que la red social rechazó suspender su querella judicial.

Con esto, peligra la fusión acordada a principios de la semana entre el hombre más rico del mundo y la popular red social, ya que una de las condiciones que figuraban en la carta enviada era el cese de todos los procesos judiciales en su contra, lo cual Twitter se niega a hacer.

Los abogados de Musk pidieron al tribunal de Delaware -donde aún está previsto que el 17 de octubre comience el juicio por inumplimiento- que dé por concluida esta instancia -con la que se buscaba que avance con la compra de la empresa tras haberse comprometido a ello y, luego, dar marcha atrás-.

Inclusive, Musk lo había puesto como condición para cerrar el acuerdo esta semana. Sin embargo, si bien Twitter hizo mención este martes a su voluntad por cerrar el trato bajo las condiciones que se mencionaron en la última carta del CEO, no hicieron referencia al pedido sobre los litigios.

Asimismo, la jueza de Delaware Kathaleen McCormick dijo que no le han solicitado suspender el encuentro que se avecina, por lo que ella planea seguir adelante con el proceso judicial, aunque confirmó un aplazamiento del comienzo del proceso hasta el 28 de octubre para facilitar el acuerdo.

Según un documento que la agencia AFP pudo constatar, los letrados de Musk argumentaron que el multimillonario propuso el lunes honrar su compromiso y lamentan que Twitter “insista en continuar el proceso, poniendo en peligro la transacción y jugando con los intereses de los accionistas”.

También mencionaron que “no hay necesidad de realizar un juicio en el que se solicite hacer lo que ya se está haciendo” e insistieron en que no hay motivos para pensar que el hombre más rico del mundo no va a obtener de los bancos los fondos que necesita para completar la operación.

Por último, la defensa mencionó en el comunicado que seguir adelante con la medida sería un “enorme desperdicio de recursos” que “socavará la capacidad de las partes para cerrar la transacción”.

Ahora, una cuestión clave será la financiación de la operación, ya que Musk había negociado con varios bancos para que lo ayudaran a pagar la compra. Habrá que ver si esos compromisos se mantienen o si las entidades exigen condiciones diferentes, lo que podría ponerlo nuevamente en un incumplimiento del acuerdo.

Tras meses de polémica, a comienzos de la semana, las partes involucradas anunciaron que, finalmente, se había cerrado el acuerdo por la compra-venta de Twitter.

La transacción fue acordada por 44.000 millones de dólares “en términos y sujeto a las condiciones establecidas en el escrito de fusión del 25 de abril del 2022″, informó Musk en una carta enviada a la compañía y a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC sus siglas en inglés).

Sin embargo, muchos especialistas afirmaron que este repentino cambio de postura del CEO tuvo un fuerte componente estratégico ya que se dio a dos semanas del comienzo de un juicio que habría sido poco favorable para él.

Eric Talley, profesor en la Universidad de Columbia, explicó que esto no le resultó extraño ya que “en el aspecto legal, su caso no era muy fuerte. Parecía un típico escenario de un comprador arrepentido”.

Además, agregó que si perdía el caso, no sólo se hubiera visto a concretar la compra sino también a afrontar el pago de intereses que hubieran aumentado el precio.