Elsa y Ana Judith: “El cine dominicano está evolucionando”

Elsa Turull es mercadóloga y Ana Judith Alma,  abogada

Elsa Turull y Ana Judith Alma nunca habían estado relacionadas con el cine ni con ningún otro arte, pero el 2 de junio de 2011, estas dos osadas mujeres decidieron involucrarse en la incipiente industria cinematográfica con la creación de la productora Larimar Films, que nació a raíz de las oportunidades que sus fundadoras vieron que ofrecía la Ley de Cine.

Estos últimos 24 meses han muy satisfactorios para ambas. A través de su empresa han podido involucrarse en interesantes proyectos, y principalmente han dado un espaldarazo al talento local.

“Cuando analizamos las posibilidades de adentrarnos ahí, abrimos nuestra productora”, cuenta Elsa.

La comedia familiar “Los Súper”, de Bladimir Abud, fue el primer proyecto que respaldó Larimar Films. A esta le siguió la exitosa el filme “¿Quién manda?”, de Ronni Castillo.

“Al sur de la inocencia”, de Héctor Manuel Valdez, y “Código Paz”, de Pedro Urrutia, son otras cintas que han gozado de su apoyo.

Para el tercer año como productora ya tienen tres proyectos propios que van a respaldar. Uno de ellos es de Sergio Gobbi, y será su primera coproducción.

“Para apoyar un proyecto lo primero que miramos es el guión, que sea una buena historia”, afirma Ana Judith. “También miramos que tenga un buen director y que sea un proyecto de futuro dentro de la industria. Otro de los elementos es que sea un filme de bajo presupuesto”, explica mientras señala que de momento solo están respaldado producciones dominicanas.

Reto. Para Elsa y Ana Judith el reto de la industria cinematográfica dominicana es lograr que más personas acudan a las salas de cine.

“Este es un reto que todas las productoras tienen por igual. Esto va a garantizar que todas las películas tengan una mayor audiencia y que se expanda la costumbre de ir al cine, ya que un pequeño porcentaje de la población es que tiene esa costumbre”, señala Ana Judith, quien cree que este objetivo se puede lograr con buenas historias.

Tras destacar la alegría con la que se trabaja en el cine dominicano, Ana Judith y Elsa ven con ojos de esperanza el futuro de esta industria. “Entendemos que es un cine que está evolucionando, creciendo, mejorando. El proceso que lleva es rápido y prometedor”, aseguran entusiasmadas.