Embajador alemán despide a funcionarios

POR NELLY RAMÍREZ
En un ambiente armonioso en el que alemanes y dominicanos compartieron amigablemente, fueron despedidos cuatro funcionarios de la Embajada de la República Federal de Alemania en el país, quienes terminaron su misión y parten a otros  países para continuar su profesión diplomática.

Con alegría y un poco de nostalgia a la vez, el embajador Karl A. Köhler despidió a sus paisanos diplomáticos, quienes en Alemania desempeñarán diversas funciones de su gobierno.

Los funcionarios despedidos fueron: Andreas Götze, consejero de la Embajada; Simone Sans de Del Castillo, secretaria; Stefan Martin, agregado consular, y Simone Steimle, agregada cultural y de prensa.

Andreas Götze junto a su familia regresará al Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Federal de Alemania en Berlín;  Stefan Martin será transferido a Madrid en agosto próximo, y Simone Steimle, iniciará sus labores en Port-of-Spain a principio de septiembre, tras cinco años de misión en República Dominicana.

El discurso de agradecimiento al embajador fue pronunciado por Andreas Götze, quien  dijo, “para no dañar esta noche con cuatro discursos, yo quisiera aprovechar esta oportunidad  en nombre de mis colegas Simone Sans, Simone Steimle y Stefan Martin, para agradecer no sólo su amable invitación, sino también sus cordiales palabras de despedida. Nos despedimos hoy hacia Berlín, Port of Spain y Madrid. Es una característica de nuestra profesión, que después de intensos años juntos nos traslademos a diferentes sitios en todo el mundo”.

Agregó asimismo, “cada uno de nosotros se lleva los mejores recuerdos, no solamente del país sino también del trabajo en la Embajada y de la buena cooperación con nuestros amigos dominicanos. No obstante, lo más importante es la gente con la que hemos tenido contacto en el transcurso de nuestra breve estadía en el país. Seguramente hablo en nombre de todos los colegas que se despiden esta noche, y  les digo con franqueza, la hospitalidad y la alegría de los dominicanos han sido factores decisivos y sumamente afortunados para nuestra vida laboral y privada.