Embajador de Gran Bretaña pondera
la política económica

POR PEDRO GERMOSEN
El acuerdo con el FMI, la austeridad fiscal, la reducción de la tasa de cambio y la estabilidad macroeconómica constituyen un correcto manejo de la economía por parte del Gobierno, lo que abre las puertas del país al crecimiento de la inversión extranjera, afirmó ayer el embajador de Gran Bretaña, Andy Ashcroft.

Dijo que, de hecho, las inversiones de los británicos han crecido aquí y resaltó un proyecto reciente de US$25 millones en la construcción de 80 villas turísticas en Miches.

Sin embargo, se quejó de que ese proyecto se encuentra rezagado porque el Tribunal de Tierras todavía no ha entregado los títulos de propiedad a los inversionistas adquirientes de los terrenos.

Ashcroft expresó que el acuerdo con el FMI supone dos años de austeridad que serán difíciles para los dominicanos, pero dijo que ése es el precio a pagar para afianzar la estabilidad macroeconómica y la confianza en el desarrollo dominicano.

Al comparecer al programa Aeromundo, que produce el periodista Guillermo Gómez, por Color Visión, el diplomático dijo que el manejo de la economía por parte del Gobierno genera confianza en la comunidad internacional.

Expresó que estos controles son de mucha importancia para el desarrollo de los mercados de capitales, que consideró como un puente hacia la captación de la inversión extranjera.

Manifestó que con mercados de capitales desarrollados se puede además adquirir dinero de fondos de pensiones mundiales para, a su vez, prestarlos a bajas tasas de interés.

Recordó que en su visita a Inglaterra en julio del 2004, el presidente Leonel Fernández realizó importantes contactos orientados a la captación de inversiones para desarrollar los mercados de capitales de aquí.

En otro orden, Ashcroft reveló que el año pasado unos 200 mil británicos visitaron la República Dominicana, lo que representa un aumento del 15 por ciento respecto al 2003.

Expresó que las inversiones de los británicos también aumentan aquí y se refirió a la inversión de los US$25 millones en un proyecto de 80 villas turísticas en la bahía de Samaná, específicamente en la zona de Miches.

Señaló que el proyecto protege los recursos naturales, por lo que, al efecto, las construcciones se hacen un poco alejado de las playas.

Reiteró que este proyecto se encuentra rezagado por falta de los títulos de propiedad que necesitan los inversionistas para vender esos bienes inmuebles.

Por otro lado, el embajador Ashcroft resaltó la contribución de Gran Bretaña en la formación del servicio carcelario civil, que consideró vital para corregir la mayoría de males de las cárceles dominicanas.

Resaltó los logros alcanzados en este sentido en la cárcel modelo de Puerto Plata y el servicio carcelario civil establecido en áreas de la cárcel de Najayo, San Cristóbal.

Señaló que este personal es preparado en derecho humanos a fin de que puedan rendir el mejor servicio en beneficio de los presos.