Embajadora de esperanza para niños cardiópatas

Embajadora de esperanza para niños cardiópatas

Uno de los niños que han sido beneficiados con el programa de la Unidad Cardiovascular Pediátrica.

Unidad Cardiovascular Pediátrica de CEDIMAT. A través de programas sociales esta unidad enfoca todo su esfuerzo en ayudar a niños cardiópatas que acuden al hospital, para que tengan el tratamiento necesario, sin importar sus recursos, nacionalidad o de dónde hayan sido referidos

Amor, servicio y medicina de alta calidad componen el paquete completo que ofrece la Unidad Cardiovascular Pediátrica a los más de 10 mil niños que visitan cada año los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (CEDIMAT).

Un equipo de especialistas cardiovasculares pediátricos es el responsable de realizar las acciones que permiten que los pacientes con distintas afecciones cardíacas, y que muchas veces no cuentan con los recursos para costearlas, tengan acceso a esos procedimientos.

Estos programas sociales destinados a niños cardiópatas cuentan con el apoyo de diversas fundaciones que hacen posible que entre 250 y 300 niños puedan ser sometidos a cirugías complejas y de alto costo, señalaron los doctores Rebeca Pérez, cardióloga pediatra y coordinadora del área, y Juan León, cirujano cardiovascular pediátrico.

En la actualidad, unos 50 pacientes son atendidos diariamente en consulta externa y se realizan entre una y tres cirugías, dependiendo de su complejidad.

Asimismo, manifestaron que la detección de cardiopatías en la República Dominicana es insuficiente y muy tarde en la mayoría de casos. Cuentan que muchas veces llegan pacientes a CEDIMAT que se han vuelto inoperables por un diagnóstico o referencia tardía.
Señalan que solo en este país nacen 1,500 niños con este tipo de afecciones cada año.

“CEDIMAT, a través de estos programas sociales de la Unidad de Cardiología, enfoca todo su esfuerzo en ayudar a que todos los niños cardiópatas que se reciben en este hospital tengan el tratamiento necesario, sin importar cuántos recursos tengan, qué nacionalidad posean o de dónde hayan sido referidos”.

“Nosotros continuamente estamos apoyando familias de escasos recursos o con seguros muy pequeños, que necesitan la cobertura a través de las fundaciones que se han identificado con esta causa, como son Fondo para la Niñez David Ortiz, Fundación Doctor Juan Manuel Taveras, Agencia Francesa de Desarrollo, Fundación Gift of Life Internacional, Rotary International y Club Rotario de Santo Domingo”, manifiesta León.

Continúa diciendo que a ningún paciente se le cierran las puertas en CEDIMAT, más bien se busca la manera de poder ofrecerle un tratamiento de acuerdo a su necesidad, siempre tomando una decisión en equipo.

De su lado, Pérez lamenta que a veces hay pacientes que son referidos, pero no asisten a la consulta, porque consideran que el centro es sumamente costoso y no tienen conocimiento del alcance que tienen los programas de ayuda que desarrolla el centro de salud.

“La razón más importante para nosotros es la médica, el paciente puede tener el mejor seguro del mundo y si clínicamente evaluamos, discutimos el caso y vemos que no podemos ofrecerle una cirugía, debido a que la complejidad extrema hace una intervención incompatible con la vida, se le comunica a los familiares la decisión, estos pueden entender a veces que tiene que ver con la parte económica, pero no es así”, dijo la médica.

Los especialistas coinciden que para realizar una obra social tan demandante como la que realiza CEDIMAT en esta área específica, son necesarios tres factores únicos y el país cuenta con ellos.

“Lo primero es que tenemos los pacientes necesitados, un grupo enorme; no obstante, somos el único programa, por el momento, que está atendiendo 24/7 cardiopatías congénitas desde fetal y hasta la adolescencia”, refirieron.

“De igual manera contamos con una infraestructura con los estándares de calidad de los mejores centros de Estados Unidos y Europa, incluso los grupos internacionales que visitan nuestras instalaciones desde los hospitales líderes en cirugía cardiovascular, opinan muy positivamente impresionados por la calidad de nuestros equipos y, por supuesto, los recursos humanos capacitados para realizar esta delicada tarea”, indicaron.

Publicaciones Relacionadas