Embargo abogado Peña Nieto

Juan Ramón Collado

La justicia de Andorra ha ordenado embargar 83,1 millones de dólares a Juan Ramón Collado, abogado del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI). El letrado está siendo investigado en el país pirenaico por asociación ilícita y blanqueo de capitales, según un auto judicial al que tuvo acceso el diario español El País.
Collado, que es conocido en México como el abogado del poder por defender a autoridades y políticos, fue detenido el pasado 9 de julio.
Desde entonces, se encuentra en una prisión mexicana acusado de varios delitos.

La alarma de los investigadores del país pirenaico se activó después de que el letrado transfiriera 10,5 millones de euros (11,6 millones de dólares) desde Andorra a una cuenta del BBVA en Madrid seis días antes de ser arrestado en México.
La fortuna de este letrado en el principado, depositada en la Banca Privada d’Andorra (BPA), había sido congelada junto a la del resto de clientes de esta entidad en marzo de 2015, cuando la institución financiera fue cerrada por presuntas irregularidades. Posteriormente, la juez andorrana Canòlic Mingorance embargó los fondos de Collado por un supuesto delito de blanqueo de capitales.

La investigación andorrana se archivó de forma provisional en 2018 después de que la fiscalía mexicana, entonces bajo el Gobierno de Peña Nieto, remitiera a la magistrada informes en los que exculpaba a Collado. “Se desprende que (Collado) obtiene ingresos lícitos. No procede el ejercicio de la acción penal ”, afirmó entonces la representante del Ministerio Público mexicano Anahí Marcela Mendoza. La respuesta de México obligó a la justicia del principado a sobreseer provisionalmente el caso.
El motivo: no se puede condenar por blanqueo sin demostrar el origen ilícito del dinero.
La reciente detención en México de Collado por blanqueo de capitales ha dado un vuelco al caso y reactivado su investigación en Andorra.
Embargo
El pasado 31 de julio, la fiscalía del principado pidió la reapertura de las actuaciones y el inmediato embargo de los 76.540.582 euros que se encontraban depositados en el banco Vallbanc a nombre de cuatro sociedades instrumentales holandesas del abogado. El Ministerio Público esgrimió que la detención del letrado se basaba en hechos nuevos que las autoridades andorranas “todavía no conocían”.