Emboscan y matan 50 soldados Irak

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/E35F1202-E6EC-4024-93BE-4BF3053EDA62.jpeg

BAGDAD (AP).- En uno de los más ataques más sangrientos y brutales que se hayan registrado desde la invasión a Irak, varios insurgentes emboscaron tres autobuses que transportaban a soldados iraquíes y mataron a medio centenar de ellos, en su mayoría ejecutados de un tiro en la nuca, dijeron el domingo las autoridades.

   El asesinato de tantos soldados iraquíes conjuntamente, quienes iban desarmados y vestidos de civil_ deja entrever que se trató de un operativo muy bien organizado, y refuerza las sospechas de estadounidenses e iraquíes de que los rebeldes se han infiltrado en los servicios de seguridad del país.

   Una declaración publicada en un sitio islámico de la internet atribuyó la responsabilidad del ataque a seguidores del terrorista jordano Abu Musab al-Zarqawi.

   Por otra parte, un funcionario de seguridad del departamento de Estado norteamericano murió en un ataque de morteros o cohetes contra una base estadounidense ubicada cerca del Aeropuerto Internacional de Bagdad, anunció la embajada de Estados Unidos.

   También un soldado estadounidense resultó herido en el ataque contra el Campamento Victoria, sede del comando de las fuerzas terrestres de la coalición.

   Edward Seitz, agente de la Oficina de Seguridad Diplomática del departamento de Estado murió a eso de las 5.00 de la mañana, expresó el portavoz de la embajada Bob Callahan.

   Se trata del primer diplomático estadounidense que fallece en Irak desde que comenzó la invasión, en marzo del 2003.

   Los soldados iraquíes, que habían terminado recientemente un curso de entrenamiento, se dirigían a sus hogares cuando fueron objeto de una emboscada y murieron cerca del anochecer del sábado en una carretera ubicada a unos 150 kilómetros al este de Bagdad, cerca de la frontera con Irán, informó el portavoz del ministerio del Interior Adnan Abdul-Rahman.

   Según relatos de algunos policías, los rebeldes vestían uniformes militares iraquíes.

   Existía cierta confusión sobre la cifra exacta de muertos, aunque la Guardia Nacional Iraquí dijo que 48 soldados y tres choferes fueron asesinados.

   Abdul-Rahman dijo que 37 cadáveres fueron encontrados el domingo en el piso con sus manos atadas detrás de sus espaldas, con tiros en la cabeza. Otros 12 aparecieron en un autobús incendiado, explicó.

   Algunos funcionarios citaron a testigos que dijeron que los insurgentes dispararon granadas propulsadas por cohetes contra un autobús.

   En un comunicado difundido en una página de la internet firmado por un grupo que se autodenomina Al-Qaida en Irak, anteriormente conocido como Tawhid y Jihad, la organización se atribuyó la responsabilidad por la emboscada y la matanza de 50 soldados iraquíes.

   No pudo verificarse de inmediato la atribución de responsabilidad, pero apareció en un sitio de la internet utilizado en el pasado por extremistas islámicos.

   El vicegobernador de la provincia de Diyala, Aqil Hamid al-Adili, afirmó en declaraciones al canal de televisión Al-Arabiya que la emboscada había sido planeada.

   “Probablemente hubo una conspiración entre los soldados u otros grupos. De otra forma, los atacantes no habrían obtenido la información sobre la partida de los soldados del campamento de entrenamiento y que estaba inermes””, sostuvo.

   Las fuerzas de seguridad iraquíes son atacadas permanentemente por insurgentes que consideran que colaboran con Estados Unidos. Las embestidas se incrementaron un 25% desde el comienzo del mes sagrado musulmán del Ramadán, el fin de semana pasado.

   La mayoría de los objetivos han sido civiles y policías iraquíes o miembros de la Guardia Nacional. Un día antes, atacantes suicidas mataron a 22 integrantes de las fuerzas iraquíes el localidades al norte y al oeste de Bagdad, dijeron las autoridades.

   Pero también los soldados estadounidenses son atacados, diariamente.

   Seis soldados norteamericanos resultaron heridos en una emboscada de una carretera que conduce al aeropuerto de Bagdad, una de las más peligrosas de todo el país.

   El ataque de la mañana temprano que mató a Seitz apuntó a un remolque en el que dormía, dijo un funcionario de la embajada estadounidense que pidió mantener su nombre en el anonimato.

   Los agentes de la Oficina de Seguridad Diplomática se encargan de una variedad de tareas, desde designar seguridad física para edificios diplomáticos de Estados Unidos y su personal, hasta evaluar amenazas, investigar ataques y concebir respuestas.