Embotellamientos en corredores tienen un alto costo

25_11_2015 HOY_MIERCOLES_251115_ El País2 A

Las personas que transitan a diario por los corredores de las avenidas 27 de Febrero y John F. Kennedy-Duarte de la capital podrían gastar hasta RD$6,000 adicionales al mes en combustible debido a los embotellamientos que afectan a estas vías durante las horas “pico”, según estimaciones del grupo Soluvial RD.

Los datos indican que el recorrido entre el kilómetro 9 de la autopista Duarte y la avenida Leopoldo Navarro debería completarse en seis minutos, pero que durante las horas de mayor tránsito este tramo puede suponer hasta de unos 40 minutos, con una inversión económica de hasta RD$200 diarios adicionales.

“Esto significa que la inversión de tiempo en las congestiones de tránsito se multiplican por hasta siete veces, mientras que la de combustible aumenta por ocho a diez veces, debido al incremento de consumo que implica el constante frenado y la aceleración de los vehículos”, expuso Pedro Then de Soluvial RD.

Dijo que la situación afecta a los más de 50 mil vehículos que se desplazan todos los días en ambos corredores e indirecto a unas 200 mil personas.

Soluvial RD reúne a más de 90 personas interesadas en mejorar el tránsito en Santo Domingo, monitorizan y miden tiempo real sobre las principales calles y avenidas todos los días. Colaboran con la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) y el Ayuntamiento del Distrito Nacional.

Then sostuvo que los carriles expresos de los corredores de las avenidas 27 de Febrero y John F. Kennedy-Duarte están diseñados para que los vehículos los atraviesen a una velocidad crucero, de alrededor de 60 kilómetros por hora, permitiéndoles ahorrar tiempo y combustible. Sin embargo, indicó que ello no es posible en parte por la gran cantidad de vehículos que se concentran en esas vías, y a la conducta temeraria de algunos conductores incluidos los de transporte público que ocupan varios carriles.

Al referirse al problema, José A. Urtecho, coordinador general de Soluvial RD, explicó que además del costo de combustible, el tráfico afecta sensiblemente inversión de tiempo, pues cada vez son más quienes prefieren salir hacia sus destinos con hasta una hora y media de antelación.