Emilio Lapayese – En sólo cien palabras

Ineludible tema.

Encuestados clasificados como indecisos pueden ser solo tímidos, medrosos para declarar su decisión.

El enorme gasto de la campaña muestra cuán costosísimos son los realmente indecisos. Cientos de millones para que se decida un puñado de dubitativos.

Los medios de comunicación apenas inciden en la decisión de la gente. La reflejan, antes que causarla.

La audiencia elige programas sin dejarse llevar.

Las decisiones de voto ya están tomadas.

Por ejemplo, la gente señala con seguridad los responsables de la crisis Baninter: 71% culpa a Hipólito, 29% a Leonel.

El más brillante y acreditado analista no anula esa percepción.