Emilio Lapayese – En sólo cien palabras

Ayer lanzaron un misil, desde un helicóptero Apache, a palestinos que salían de una mezquita en Gaza.

Volaron descuartizadas varias personas, incluyendo al ciego y tetrapléjico Ahmed Yasín, líder de Hamas, movimiento de resistencia islámica.

Mostraron una mano del jeque, cercenada por la explosión.

Cientos de miles de palestinos reclaman ahora venganza en interminable espiral de violencia.

De inmediato se ofrecieron cincuenta jóvenes, dispuestos al suicidio, para responder al atentado.

Sharon, terrorista inveterado, felicitó a su tropa por la matanza.

Los aliados de Israel nunca reconocen terrorismo en sus atentados.

Terroristas, los otros. Ellos, “humanitarios liberadores”.

Como humanitarios sus bombardeos.