Emilio Lapayese – En sólo cien palabras

Recordábamos que timar es quitar o hurtar con falsedad, engañar con promesas y esperanzas.

Los norteamericanos sancionan la propaganda engañosa para que consumidores no sean timados.

La campaña electoral es inmenso timo donde se venden falsas esperanzas.

Los dos principales candidatos reiteran ofertas irreales. Sugestionan, compran votantes.

Es preferible que no debatan nada., así mentirían menos.

Según el diccionario, “timocracia” es el poder de quienes tienen alguna renta, como en la Grecia de Solón.

Lo mejor del capitalismo es la proliferación de “rentistas”.

Aquí, las botellas y las nóminas sin trabajar tienen poder electoral, constituyendo una “timocracia”.

¡Lejana, inalcanzable “democracia”!