Empleados acudieron ayer a sus labores eran devueltos por militares

Empleados acudieron ayer a sus labores eran devueltos por militares

Sede del Ministerio de Medio Ambiente

Desolada se encontraba ayer la sede del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MMA), tras el asesinato el lunes del ministro Orlando Jorge Mera por parte del comerciante Fausto Miguel de Jesús Cruz de la Mota.

Como de costumbre, el personal de la institución del Estado acudió temprano a sus labores, pero al llegar a la garita, en la entrada del edificio, los servidores eran informados por militares que custodian el lugar de que las actividades estaban suspendidas.

Los militares de puesto en la puerta no permitían la entrada al edificio, salvo algunos taxistas requeridos por personal del Ministerio de Turismo, institución que comporte el mismo edificio que el MMA.

Puede leer: Cura que entregó a asesino de Orlando Jorge Mera llega a la Procuraduría

Ni siquiera los periodistas podían pasar de la garita.

Por otro lado, el pasado 16 de mayo Jorge Mera informó sobre sometimiento a la justicia de al menos 2,000 personas por violar la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, desde agosto de 2020 hasta ese momento, entre ellos al director municipal de Palmarejo, Villa Linda.

José Ling (Richard) Valdez cometió el crimen ambiental de impactar 17,000 m2, afectando a 3,200 m2 de bosque.

Le puede interesar: Orlando Jorge Mera: MP depositará solicitud de coerción contra presunto asesino este miércoles

Entre los casos sometidos figuran políticos del pasado y del presente Gobierno; militares retirados y activos; empresarios, comerciantes y ciudadanos que han violado la Ley de Medio Ambiente y Recursos Naturales No. 64-00.

El Ministerio Público apresó al confeso asesino a primeras horas de la tarde del lunes y lo trasladó a altas horas de la noche al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva donde permanece en espera de que le sea conocida medida de coerción por el asesinato del ministro de medio ambiente y recursos naturales, Orlando Jorge Mera.

Publicaciones Relacionadas