Empoderar/ empoderamiento

De un tiempo para acá, comienza a repiquetear el verbo /empoderar/ y el sustantivo /empoderamiento/.  Lenguaje oral y empleo literario. Alusivo, de entrada, de que el empleo de ambas formas son de nivel culto, hasta el momento. Se nota en varias situaciones: actos públicos o privados, oficiales, literatura, historia; en “ponderaciones” de candidatos, en la acción parlamentaria, para resaltar méritos de funcionarios públicos, oportunidades en que se expresa a nivel oral y luego aparecen o se consignan en reportajes de la prensa armada. Veamos tal como aparece en la prensa:

“…a esa zona (Puerto Plata) lo que le hace falta es el liderazgo, empoderamiento, entusiasmo…”.

Este ejemplo es del lunes retropróximo en que apareció en la p.12A de este diario bajo el título “Puerto Plata debe hacer propuesta por su turismo”, col. 2.

En la columna siguiente, se emplea el término /emprendedores/ que tanto se parece que uno se confunde con ellas: emprendedores /empoderamiento/ empoderar/ poder.

Emprendedores se escuchó bastante en las pasadas elecciones provinciales, municipales: legisladores, concejales y síndicos municipales. Bien es cierto que aquel fue tema de campañas políticas, 2010. Así venían de las manos ambas voces.

Las palabras entran y salen, suben y bajan. Algunas tienen su época de esplendor y al paso del tiempo se debilitan. En muchos de estos casos se recurre a términos foráneos o voces olvidadas. Hemos tenido el compuesto aeromoza para aludir a la ayuda y asistencia que se nos agradecen durante un vuelo comercial. Más adelante, caemos en azafata:

Mujer encargada de atender: a los pasajeros a bordo de un avión, de un tren //. Antes, azafata definía a las ayudas de cámara de las reinas y otras de elevado nivel en el palacio real.

Hurgué por las voces hermanas de reaparición reciente: empoderar/ empoderamiento. Primer instrumento utilizado: Diccionario de la Real Academia Española (DRAE). Edición 2001: tr., desus. Este dice que en un verbo transitivo pero que “está en desuso”.

Empoderamiento: no aparece en la vigésima segunda edición, que es la última.

Me propuse investigar en el DRAE, 1970, decimonovena edición, con el siguiente resultado: contiene la entrada /empoderar/, como verbo transitivo, en “desuso”. Esta edición no contiene empoderamiento. Voy sin dilación a la publicación del DRAE en 1936, decimosexta edición:

Empoderar: tr., desus. Apoderar: Una base como t. c. r. contiene sustantivo (empoderamiento).