¿Empresarios conscientes?

¿Empresarios conscientes?

En mi artículo anterior señalaba la integración, en la cúpula del gobierno de Luis Abinader, de un grupo de empresarios en posiciones de tanta influencia que podrían inclinar la balanza de la administración pública en beneficio de los sectores que representan y en contraposición con las reales intenciones del mandatario a favor de los sectores más desposeídos de la sociedad.

Aunque no formulé ese planteamiento a la franca, el solo título de “Un Gobierno de empresarios”, suscitó en un público de lectores inteligentes las interpretaciones propias de nuestras suspicacias que han llegado al extremo de presentar al Presidente de la República como un hombre solitario con apenas un año de Gobierno, debido, según se alega, a que la mayoría de sus funcionarios no se identifican con sus ideas progresistas.

Contrario a esta creencia, la generación de empresarios que acompaña a Abinader en el Gobierno está consciente de que el sistema requiere de ciertos ajustes en los cuales ellos deben realizar sus aportes para que de gobiernos corruptos pasemos a administraciones decentes que garanticen, sin traumas ni revueltas sociales, una mayor participación de los trabajadores y el pueblo en las riquezas que genera la economía nacional.
Quiera Dios que así sea, para bien de todos.