En 11 meses, 115 muertes  violentas en Baní

Baní. En apenas once meses han fallecido 115 personas en diferentes hechos ocurridos en esta provincia, entre los que se destaca el asesinato  de siete colombianos ocurrido el pasado mes de agosto en Ojo de Agua, en Paya y que está vinculado a las drogas.

De acuerdo a los datos que maneja el médico legista Walter López en la provincia Peravia un promedio de casi once personas mueren cada mes en hechos de violencia, o en los cuales de alguna manera existen causas que obligan una explicación científica de las autoridades a sus familiares y a la sociedad.

De acuerdo a los datos de López, al 15 de noviembre de este año, 71 personas fallecieron por homicidios de arma de fuego, arma blanca,  accidentes de tránsito y por suicidio  en la provincia.

Indicó también que 13 personas murieron ahogadas, ocho por ahorcamiento, diez electrocutados y cuatro  envenenados.

Asimismo, explicó que por causas indeterminadas murieron cinco recién nacidos y cuatro adolescentes, cuyos cadáveres tuvieron que ser enviados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) en Azua, a los fines de ofrecerles una información científica a sus familiares y seres queridos.

Además del asesinato de los siete colombianos, el doctor López destacó como muertes horrendas las ocurridas a los adolescentes Frasuany Objío Aybar y José Adalberto Arias; la primera cayó víctima de su  novio, y el segundo, de un amiguito que le quitó la vida y dejó el cadáver  en el río Baní.

Al ser cuestionado sobre las posibles causas del aumento de la violencia entre la población banileja, el médico legista citó que tanto el tráfico como el consumo de drogas, la descomposición familiar y los falsos valores que adquiere la juventud, que dijo les está imponiendo a verse cada vez más involucrados en los hechos de violencia.