En 60 años el Banco Agrícola presta RD$27,641.8 millones

El administrador del Banco Agrícola, Carlos Segura Fóster, declaró que en sus 60 años de existencia, la institución ha desembolsado RD$27,641.8 millones a dos millones y medio de productores agropecuarios y a empresarios rurales del país.

También dijo que el Bagrícola desde su fundación, el primero de junio de 1945 hasta abril de este año, captó recursos por concepto de cobro de préstamos por la suma de RD$20,880.8 millones.

Dijo que también ha otorgado un millón 800,000 préstamos, por un monto formalizado de RD$31,273.4 millones, cubriendo una superficie de 105.9 millones de tareas.

Explicó que esas cifras son una muestra de la incidencia del Banco Agrícola de la República, en la estructura productiva nacional.

Segura Fóster dictó una conferencia sobre el pasado, presente y futuro del Banco Agrícola, ante el personal de la institución e invitados especiales, en el salón de adiestramiento “José Andrés Aybar Castellanos”, en la sede principal en el marco de la celebración del 60 aniversario de la entidad.

Dijo que en el transcurso de este período la institución ha apoyado e impulsado el desarrollo de los pequeños y medianos productores del campo y ha contribuido a superar las condiciones de pobreza extrema de los pobladores de la zona rural.

Señaló que desde el 1984, la entidad viene ejecutando un programa de captación de ahorros y valores del público, contribuyendo a fortalecer la cartera de préstamos, lo que ha permitido mover recursos por un monto de RD$25,428.5 millones, contando a la fecha con un balance neto de RD$2,130.6 millones.

Dijo que en el 1988 se inició el programa de alquileres con el fin de regular los depósitos exigidos por los propietarios de casas a inquilinos y fortalecer la cartera de préstamos, el cual ha aportado a la fecha RD$178.3 millones.

Resaltó que en la actualidad, la cartera de préstamos dispone de un saldo de RD$4,173.1 millones, representando un crecimiento en término relativo de un 22.4% con relación al 2000.

Segura Fóster manifestó que al asumir la dirección de la institución consideró como actividad de primer orden, sanear los procesos administrativos para que la operación del crédito sea transparente.

“Iniciamos un proceso de saneamiento de la cartera de crédito mediante estudio y evaluación de la situación de los préstamos vencidos, lo que ha permitido reducir la morosidad de la cartera crediticia”, expresó.

Aseguró que “visualizamos un Banco Agrícola firme en el mediano y largo plazo, mediante las acciones del proceso de reforma del sector y con la implementación de medidas asociadas que permitan incentivar la participación de los bancos comerciales y de desarrollo en el financiamiento del sector agropecuario mediante la adopción de normas prudenciales especiales”.

Indicó que mediante las estrategias de políticas diseñadas para la reforma y modernización de la institución, tiene la intención expresa de convertirla en el Banco Rural de la República Dominicana.

“Sólo la existencia del Banco Agrícola justifica los cambios que se han tenido que verificar durante el proceso. Esto lo hemos interpretado y entendemos que es nuestro principal reto, conducir la institución con signos de transformación efectiva hacia la eficacia de respuesta plena a toda nuestra clientela”, dijo.

El administrador del Banco Agrícola manifestó que se han diversificado y fortalecido los servicios colaterales orientados a captar recursos para el incremento de la cartera de préstamos y así dar respuesta a la creciente demanda de crédito.

Señaló que con el objetivo de dinamizar la producción agropecuaria y garantizar la seguridad alimentaria, el presidente Leonel Fernández inyectó a la institución RD$1,000 millones, sin incluir otros aportes al sector por el orden de los RD$500 millones.

“Queremos dejar expresa la visión del Banco Agrícola de que el desarrollo de nuestro sector agropecuario es una de las columnas que nos conducirá con más fuerza a una economía globalizada y contribuir con los requerimientos que demandan nuestros productores”, expresó.