En Brasil los pacientes terminales serán libres de rechazar tratamientos

SAO PAULO, AFP. Brasil reconoció a los pacientes afectados por enfermedades incurables el derecho de elegir con anticipación si desean o no recibir cuidados extremos cuando estén en una fase terminal.  

La resolución del Consejo Federal de Medicina (CFM), que fue publicado hoy en la prensa, precisa que el “testamento vital” permitirá a los enfermos definir “los cuidados y tratamientos que desean o no recibir cuando sean incapaces de expresar” su voluntad.  

La medida podrá ser adoptada por toda persona mayor de edad y plenamente lúcida y se pondrá en marcha cuando el enfermo se encuentre en un estado vegetal o en fase terminal.  

La facultad de rechazar un tratamiento o de llevar adelante una “muerte digna” ya está en vigor en otros países como Argentina, Estados Unidos o España.   “En ningún caso la vida del paciente será reducida”, subrayó Roberto d’Avila, presidente del CFM, al precisar que “la eutanasia sigue estando prohibida”. 

“Pero defendemos la idea del derecho a una muerte natural, sin intervenciones tecnológicas (…) que a veces pueden tranquilizar a las familias pero que no siempre responden a la voluntad del paciente”, añadió en declaraciones recogidas por la prensa.  

Este “testamento vital” no podrá ser aplicado más que en caso de enfermedades degenerativas como el cáncer, Alzheimer, Parkinson u otras que provoquen en su avance un estado vegetativo.  

El paciente deberá registrar su voluntad ante un notario. Hasta ahora, la decisión recaía sobre la familia.