En el centenario de Juan Bosch

http://hoy.com.do/image/article/339/460x390/0/1DA84B4A-4269-4D50-B6F0-9D2EC798A59D.jpeg

Este 30 de junio iniciamos los festejos hacia el centenario del natalicio del Profesor Juan Bosch, ocasión en que el pueblo, el gobierno y el PLD rendirán homenaje a uno de sus hijos más ilustres, símbolo moral y solidario, faro de luz que debe guiar a sus discípulos y a todos los dominicanos que aman su patria y aspiran a redimirla del lastre del subdesarrollo. El presidente Leonel Fernández emitió el decreto No. 247-08 declarando el 2009 como “Año del Centenario del Natalicio de Juan Bosch”.

Durante este año de conmemoración serán muchos los actos culturales, patrióticos y políticos que celebraremos en honor a tan insigne hombre, razón por la que quiero sugerirle a mis compañeros del PLD que la celebración del 35 Aniversario del Partido se inscriba dentro de los actos del Centenario a Don Juan. Como sé que esta propuesta será aceptada, solo quiero sugerir algunas ideas que de ser implementadas, el Maestro las recibiría como buenas noticias, pues van en la dirección de enaltecer su más grande obra: el PLD.

Tanto el Centenario como el Aniversario encuentran al Partido en el gobierno, ambos conducidos por un discípulo de Don Juan, el Presidente Leonel Fernández, por lo que las buenas noticias al Maestro nunca serían más oportunas:

1. Que el Partido inició su proceso de modernización interna haciendo funcional y ágil su estructura, fortaleciendo su disciplina e implementando los nuevos métodos de administración moderna que nos darán una gerencia partidaria más eficaz y eficiente; que hemos culminado la implementación de los acuerdos y resoluciones del VII Congreso Prof. Juan Bosch, entre los cuales resalta la diferencia entre miembros y militantes. El estar permanentemente en campaña nos ha desbordado e impedido poner cierto orden en casa.

2. Que por fin abrió sus puertas la Escuela de Formación Política Juan Bosch, centro de estudios, capacitación y debate crítico de los miembros, de nuestros funcionarios públicos, centro de cohesión ideológica de la estructura partidaria. Esta escuela (ahora le llaman fundación o thin tank) operaría con un mínimo porcentaje de las finanzas que recibimos de la JCE y que se gasta casi toda en francachela electoral. Partidos políticos afines la tienen como la Fundación Perseo Abramo del PT de Brasil.

3. Que ya se publicó Política Teoría y Acción, órgano teórico del Partido creado por Don Juan. Hay que incentivar el debate político-ideológico si queremos tener dirigentes y no meros activistas electorales. Don Juan fue un líder en la teoría y en la acción, un prohombre de ideas redentoras. Pongamos las ideas, y no los cargos y cosas materiales, en el centro del debate político.

4. Que ya tenemos nuestra página web funcionando día a día, hora a hora, para que la población accese a nuestras posiciones on line. Que nuestros organismos están conectados por Internet, haciendo más fluida la comunicación interna.

6. Que la Dirección del Partido, con toda la autoridad de que está investida, prohíba hasta el 30 de junio del 2009 todo tipo de campaña con miras a las elecciones del 2010, para que dediquemos un poco de tiempo a mirar hacia dentro. No podemos permitir que la agenda partidaria interna sea impuesta por aspiraciones desbordadas. Esto ha estado sucediendo a pesar de nuestros órganos de dirección. Esta decisión deberá tener algún tipo de sanción para que sea disuasiva.

7. Que ante la crisis energética y alimentaria mundial y su impacto local, el Partido está unido en la defensa del buen gobierno y de los intereses populares. La oposición que haga su papel. El PLD, y sus aliados, que gobierne.

8. Que en este Centenario la dirigencia del Partido, con sus diferencias y aspiraciones legítimas, fortalezca la unidad interna y que los dirigentes que aman dicha unidad, aun en la diversidad, harán todos los esfuerzos para evitar que se profundicen las diferencias internas, evitándonos la repetición de las amargas experiencias que han vivido otras organizaciones en las que los liderazgos se tornaron irreconciliables y solo desapareció el encono cuando la muerte tocaba la puerta de sus protagonistas. Es hora de la mirada introspectiva, de la unidad, del fortalecimiento y de la ratificación de nuestras metas y principios estratégicos, para poder seguir ganando las batallas que tenemos por delante. Este sería un verdadero homenaje al Maestro, fundador, líder e ideólogo de nuestro Partido en su Centenario.