En el “hospital de Herrera” realizan cirugía bariátrica a bajo costo

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/0A13450D-CE0E-4BEB-AF94-04BDBC2DBD37.jpeg

El Hospital Marcelino Vélez Santana se ha convertido en el primer centro asistencial del sistema público de salud en introducir la cirugía bariátrica, a través de la cual se ha devuelto la alegría, la autoestima y se ha cambiado la vida a decenas de personas.

Esta cirugía especializada para la reducción de peso en personas con problemas de obesidad es practicada por un equipo de cirujanos bariátricos y plásticos, encabezados por el doctor Rafael González, jefe del Servicio de Cirugía del hospital y entrenado en Francia.

“Los resultados de este programa, que se inició en enero, han sido excelentes, y ya hay pacientes que han comenzado sus cirugías plásticas reconstructivas, para recoger los pliegues.

Indicó que el departamento realiza entre cuatro y cinco cirugías bariátricas a la semana, con planes económicos para pacientes que necesitan hacerse ese tipo de intervención por problemas de salud.

Este servicio, según explicó, está destinado a pacientes que no disponen de recursos económicos para pagarlo a nivel privado, debido a sus altos costos. Para esto el hospital dispone de planes sociales que permiten al paciente practicarse su cirugía a bajo costo.

En ese sentido, señaló que a nivel privado este procedimiento tiene un costo de entre 6 mil y 9 mil dólares, mientras que en este centro de salud asistencial cuestan entre 20 mil y 40 mil pesos.

Además del doctor González, el equipo de profesionales que practica estas cirugías lo integran los doctores Edgar A. Leinó Vásquez, también cirujano bariátrico entrenado en Francia, así como los cirujanos plásticos Rubén Darío Carrasco, Pablo Grullón, Otoniel Díaz y Andrés de Jesús.

El equipo bariátrico tiene tres componentes: el nutricional y endocrinológico, que evalúa al paciente al inicio y el psico-afectivo.

Los procedimientos

Actualmente en el hospital se realizan dos tipos de cirugía bariátrica: la de colocación de banda gástrica ajustable y la de gastri by pass.

Para el gastri by pass, el estómago se secciona y se crea una bolsa de 60 o 100 cc, y entonces se lleva un segmento del intestino a la parte proximal. Esto provoca que los alimentos ya estén casi en la parte cloacal cuando se juntan con las enzimas que tienen que digerirlos, y entonces crea un sistema de mala absorción, según explicó el especialista.

Señaló, no obstante, que la modalidad que más se practica en este hospital es la banda gástrica ajustable, que no es más que la colocación de un anillo en el estómago, sin cortarlo, creando una bolsa de 30 cc.

“O sea, tenemos el estómago con una banda, y ésta lo que hace es que crea una seudocámara anterior, de modo que el paciente ingiere una pequeña cantidad de alimento y se siente lleno”, explicó el cirujano.