En el Medio Oriente

22_11_2016 HOY_MARTES_221116_ ¡Vivir!3 C

DOHA, Quatar.- El desarrollo obtenido por los medios de comunicación han dado un gran empuje internacional al arte en general. Los grandes logros, como la internet, han favorecido a expresiones artísticas como el teatro, el baile, las artes plásticas y, especialmente a la música y su interpretación, formando parte de un contexto global que se expande por doquier sin necesidad de los grandes esfuerzos de antaño, necesarios para dar a conocer o popularizar cualquier artista .
La internet se ha convertido en gran aliado de la música en general, principalmente, las de corte popular, facilitándoles el camino internacional. Hace apenas unos años, un intérprete de canciones, para darse a conocer fuera de su territorio era una misión difícil de lograr, a veces imposible, salvo en algunos países, cuyos artistas tenían mercados asegurados.
Por ejemplo, un dominicano, a lo más alto que podía aspirar era lograr popularidad en Puerto Rico, Cuba, Venezuela y otros países de Latinoamérica. Sólo unos cuantos merengueros actuaban en Nueva York, Boston, con buenos resultados, pues contaban con el respaldo de la gran colonia dominicana en los Estados Unidos.
Ahora las cosas son muy diferentes. Un artista puede ser internacional con menor esfuerzo. Los medios de comunicación de hoy resultan más efectivos, con saldos espléndidos.
Si en décadas pasadas me hubiesen dicho que escucharía a cantantes dominicanos como grandes estrellas en la radio, en la televisión de España, Italia, Alemania, Rusia, donde la bachata está pegada, y otros países europeos, la sorpresa sería exageradamente grande.
La actualidad es diferente. Por ejemplo, aquí en Qatar, las composiciones de Juan Luis Guerra se escuchan a menudo, en estaciones radiales de música latina. Particularmente, cuando las escucho no sólo me llenan de alegría, sino que me embarga un inmenso orgullo de que un dominicano, sus hermosos temas, su música tan especial, se oigan en el Medio Oriente, en uno de los países del Golfo Pérsico, llamado hoy día Mar Arábico, cercano a los Emiratos Arabes. Integrado por siete países entre ellos Dubái, Abu Dabi.
En medio del desierto la voz de Juan Luis Guerra, el sonido de su música y las letras de sus canciones suenan más hermosas, alegres y nostálgicas, en un lugar tan lejano, con costumbres diferentes y habitado por medio millón de qataríes y cuatro millones de extranjeros llegados de todos los continentes, pocos latinoamericanos.