En el Palacio

Estoy casi seguro que la presente gestión de gobierno del presidente Hipólito Mejía pasara a la historia con el record de haber sido la que mayor número de condecoraciones y otras distinciones ha otorgado a nacionales y extranjeros. Desde el principio de su gestión, el presidente Mejía ha mostrado esmero en los reconocimientos y deben pasar de un centenar los decretos y resoluciones otorgados condecoraciones en los méritos de Duarte, Sánchez y Mella o de la Orden Heráldica de Cristóbal Colón, así como la medalla presidencial al mérito civil. En estos días estuve indagando en la consultoría Jurídica del poder Ejecutivo si era posible encontrar una relación de estos decretos y resoluciones, pero me informaron que probablemente esto sería más fácil en la división de Protocolo del Palacio Nacional. En esta oficina se me ha explicado que la recopilación supone un trabajo arduo y paciente. Son muchos los profesionales, entre ellos un buen número de periodistas, algunos de ellos acreditados a la fuente del Palacio Nacional, que han sido reconocidos por el presidente Mejía. En la penúltima de estas ceremonias, el jefe de Estado reconoció a varios cronistas de arte, entre ellos tres ex presidentes de la Asociación de Cronistas de Arte de la República Dominicana (ACROARTE), pero dos de los que se pretendían reconocer optaron por desestimar la distinción y uno estuvo ausente sin que se explicarán las razones. Me refiero a Francisco Álvarez Castellanos (Papi) y Emely Tueni, así como Mundito Espinal. En estos días se comenta tras bastidores que el próximo 5 de abril, Día del Periodista, el presidente Mejía tiene en agenda distinguir a un buen número de comunicadores. La propuesta con los nombres de los candidatos a ser distinguidos está siendo elaborada por el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), que la somete al poder Ejecutivo vía el director de Prensa del Palacio Nacional, Luis González Fabra, según ha trascendido. En Palacio, normalmente, se depura la lista y se toma la decisión final. El acto para los reconocimientos está supuesto a celebrarse a las 10:00 de la mañana en el salón de Embajadores, en la tercera planta del Palacio Nacional. ¡Ah!, para las 7:00 de esta noche están convocando a los relacionadores públicos de las instituciones gubernamentales a un encuentro en la sede del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), en el Centro de los Héroes, encabezado por el licenciado Luis González Fabra. La invitación no adelanta la agenda.

Días antes del traspaso formal del gobierno al presidente electo Leonel Fernández, en agosto de 1996, el entonces presidente Joaquín Balaguer inicio una intensa jornada de inauguraciones de obras públicas en la capital, Santiago y otros pueblos del interior del país. Recuerdo que estuve en Santiago el 14 de agosto de ese año cuando Balaguer encabezó el acto de inauguración de un edificio para locales de oficinas en la avenida Las Carreras. El edificio lucía imponente, pero para entonces se hablaba que no estaba del todo terminado y entre las cosas que faltaba se mencionaba el sistema eléctrico. La noche del lunes pasado, el presidente Hipólito Mejía encabezó la inauguración de este mismo edificio, según reseñan los diarios nacionales, como parte de las actividades políticas y oficiales que estuvo cumpliendo en esa ciudad en ocasión del aniversario de la Batalla del 30 de Marzo. Profesionales, empresarios y periodistas recibieron asignaciones de locales en ese edificio en el gobierno de Balaguer, incluso amparados por un decreto del poder Ejecutivo. Al edificio no se le puso la mano durante la gestión del presidente Fernández, pero a la llegada de Mejía al gobierno se decidió traspasar el edificio al Banco Nacional de la Vivienda, que invirtió recursos en su terminación. Ahora resulta que los dos primeros pisos han sido entregados a la Junta Municipal Electoral y todo el que tenía oficinas asignadas en esas áreas ha quedado en el aire, entre ellos algunos periodistas.

Mayra La Paz, una periodista que emigró a Nueva York hace algunos años, ha sido cancelada del puesto que ocupaba en el consulado dominicano, pues el cónsul José Pimentel Moreno entiende que un programa de entrevistas que mantiene en el canal 55, del cable Time Warner, favorece al Partido de la Liberación Dominicana (PLD). La comunicadora, quien también se desempeña en Nueva York como maestra de ceremonias, hizo la denuncia en un email que remitió a su amigo Orlando Gil, columnista del Listín Diario. Lo grande es que Mayra le ha recordado al cónsul Moreno todas las veces que ha estado como invitado en su espacio “sin que eso le haya costado un solo centavo”.