En el Palacio

La encendida y agresiva oratoria de Tony Raful, secretario de Estado de Cultura, hacía recordar el mitin de la 17 a los asistentes al encuentro de “Comunicadores con Hipólito”, celebrado la noche del jueves pasado en el hotel Jaragua, de la zona del malecón. Ese verbo de barricada del jefe del Comando Nacional de Comunicaciones del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) exaltaba los ánimos de mucho, pero desesperaba a otros que entendían que el tono y la emotividad con que se manejaba el orador parecía reservado para otro escenario, no precisamente para un encuentro con comunicadores sociales (periodistas, fotógrafos, camarógrafos, locutores, técnicos y publicistas). El salón Anacaona, ampliado para la ocasión, lucía repleto, pues además de los “Comunicadores con Hipólito”, se coló un buen número de “compañeros” de la base, así como dirigentes medios y nacionales del proyecto reeleccionista. “Los pica pica”, el original grupito que se mueve tras del presidente Mejía en sus recorridos por todo el país para “picar” a los funcionarios, estaba en pleno movimiento entre aquella apretujada multitud. Mientras Raful hablaba, Ernesto Fabre, el jefe de prensa del Comando de Campaña de la candidatura del presidente Mejía, esperaba pacientemente su turno. Estaba seguro que su nombre figuraba en la lista de oradores de esa noche, pero se equivocó, esperó en vano y su gente sospecha que fue borrado intencionalmente. Habló Mayobanex Bautista, uno de los organizadores del encuentro por encargo del director de Prensa del Palacio Nacional, Luis González Fabra, según cuentan algunas fuentes. Pero los momentos más expectantes fueron cuando se anunciaron las intervenciones de Rafael Suberví Bonilla, candidato a la Vicepresidencia de la República y del Presidente y candidato a la reelección, Hipólito Mejía.

Las puertas del salón Anacaona seguían abiertas de par en par y en el interior del salón se observaba a gente que se agitaba o se concentraba en los discursos de los oradores, mientras la afluencia de público iba en aumento. En el área donde estaba dispuesta la cena para el buffet se armó un molote y la mesa por poco se va abajo, narran testigos. Aunque la ausencia de comunicadores independientes de la radio, la televisión y la prensa escrita fue más que notoria, los organizadores apostaron al éxito. En definitiva, se trataba de una reunión estrictamente partidaria, aclararon. El tiempo transcurría y la seguridad del presidente Mejía comenzó abrirle un espacio forzado para su retirada. El encuentro llegaba a su fin y la embriaguez del momento comenzaba a descender cuando por lo menos una docena de los presentes comenzó a advertir la falta de sus carteras. En aquel ambiente los carteristas se movieron en sus aguas, con gran destreza y habilidad. “¡Hicieron su agosto!”, comentó uno de los presentes. González Fabra, director de Prensa y uno de los organizadores de la reunión, se percató que en el bolsillo derecho trasero de su pantalón faltaba su cartera, la que había cargado esa noche con unos RD$10,000 en efectivo, además de sus tarjetas de crédito. “Durante años he participado en muchos mítines, y es la primera vez que me carterean ¡y en un acto de periodista!”, comentó. Arismendy Calderón, del equipo de prensa del Comando de Campaña, se enteró que los RD$3,500 pesos que llevaba en el bolsillo derecho de su pantalón también habían desaparecido, en tanto que Xiomara González lamentaba el hurto de sus únicos RD$1,500 desde el interior de su cartera de mujer. Radhamés Méndez Vargas, un hombre de acción, con entrenamiento militar, se llevó las manos a la cabeza al notar que también le habían sacado su cartera. Al terminar el encuentro las lamentaciones estaban a la orden del día, pero nadie podía comprender la facilidad con que actuaron los delincuentes en un salón donde la seguridad era evidente y numerosa por la presencia del Presidente de la República y altos funcionarios de la nación.

El director de Prensa del Palacio Nacional, Luis González Fabra, confirmó ayer a esta columna que el presidente Hipólito Mejía estará saliendo el 9 de abril en la mañana con destino a la ciudad de Miami. Aquí encabezará encuentros proselitistas con miembros de la colonia dominicana y al día siguiente, 10 de abril, saldrá con destino a Nueva York, donde permanecerá hasta el día 11. Se han organizado encuentros con miembros de las seccionales en ambas ciudades del Partido Revolucionario Dominicano (PRD). El viaje a Boston, ni siquiera estuvo en agenda, me dijo una alta fuente del Palacio Nacional.