“En esta sociedad no tenemos un horizonte claro hacia dónde vamos”

25_09_2019 HOY_MIERCOLES_250919_ El País12 A

Duro y curvero. Castro Marte afirma que en esta sociedad se impuso la frase “búscame lo mío”, como si el país fuera un bizcocho y se está repartiendo un patrimonio de una nación. “La corrupción se ha impuesto como un estilo de vida”.

El rector de la Universidad Católica Santo Domingo, monseñor Jesús Castro Marte, criticó “las debilidades de profesores emigrados de áreas profesionales que no han desarrollado la ética del profesor” y agregó un problema preocupante que podría afectar la salud de miles de estudiantes: la falta de agua potable en las escuelas y centros educativos.
Además, mostró preocupación por el auge del narcotráfico y la inseguridad generalizada que ha vulnerado la paz de las escuelas. “Pero algo grave es el problema de falta de agua potable en las escuelas y centros educativos nuevos, eso es preocupante porque este es un problema de salud pública”.
Entiende que la inseguridad ha vulnerado la paz de las escuelas y opinó que un capital humano no identificado, ni comprometido con la causa de la transformación de la educación, incumple con el horario mínimo requerido. “La no existencia de un currículo que privilegie la estimulación oportuna”.
Se refirió a maestros sin vocación que no cumplen el horario establecido y mencionó los pocos recursos didácticos, “La familia participa un poco en el proceso de formación de los hijos”.
Entiende que la Jornada Escolar Extendida deberá rendir sus frutos y observó una “mejora paulatina y consistente en la calidad de vida de los maestros”.
“Apoyo iniciativas de inclusión como el Caid y el Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (Inaipi). La deslocalización de los centros educativos, democratizando la participación de los excluidos en las nuevas tendencias transformadoras”.
Criticó a las autoridades del Ministerio de Educación porque las pruebas que le ofrecen a los profesores están divorciadas del currículum de las universidades “y cuando hay una cantidad de personas que repite con cosas básicas, hay que revisar qué le están ofreciendo. Creo que las pruebas que le están ofreciendo a los profesores hay que revisarlas y adaptarlas a nuestro currículum. Se está hablando dos lenguajes, uno de personas que hicieron esa prueba en aire acondicionado, pero no corresponde al lenguaje ni a la parte curricular de la universidad. Cuando hay una cantidad de personas que repite con cosas básicas, hay que revisar qué le están ofreciendo. Antes de ofrecer pruebas, hay que cruzar los currículum de las universidades”.
Jesús Castro Marte
Ocupación: Rector de la Universidad Católica Santo Domingo.
Lugar de nacimiento: Comunidad de Guerra, 1966.

Tiene un currículum impresionante: estudió Filosofía en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y Ciencias Religiosas en el Seminario Pontificio Santo Tomas de Aquino. Posee, una maestría en Tecnología Educativa, en la PUCMM, 2009. Especialidad sobre el Caribe, en la Universidad de Río Piedra, Puerto Rico, 2010.
Máster en Historia Aplicada a la Educación, en la PUCMM, 2012. Máster en Gestión Internacional de Universidades, en la Universidad Alcalá de Henares, España, 2014. Doctor en Educación AIU, 2015. (Ética, Filosofía, Historia de la Cultura, Historia Dominicana y Teología) 1996-2013, entre otras.

Corrupción y narcotráfico

“La corrupción se ha impuesto como un estilo de vida. Hay una frase que dice: “búscame lo mío”, es decir como si el país fuera un bizcocho y se está repartiendo un patrimonio de una nación. ¿Qué indica esto? Que en la conciencia de la persona no hay compromiso ético frente al patrimonio de nuestro país y eso indica que no hay un compromiso serio social, porque generalmente con la corrupción y el dinero desviado del fondo público este país fuera diferente, pero en medio de la corrupción (se sabe quiénes son los corruptos y hay una estructura legal bien organizada), pero no se aplica la ley, no se aplica la razón de decirle a la sociedad que no podemos seguir así.
“Cuando no hay medidas, ni consecuencias contra la corrupción y el narcotráfico en un país como el nuestro el asunto es muy grave, pues estamos en una sociedad donde la corrupción e inmunidad van en armonía, se comprende y hay un diálogo dialéctico entre ellos. Cuando se produce esa situación, cuál es el mensaje que le estamos enviando a la sociedad? Que todo se puede hacer. En una sociedad así no tenemos un horizonte claro. Cuando no hay consecuencias, no hay medidas, entonces se convierte en una inmunidad. Algunos narcotraficantes duran dos o tres años circulando, haciendo discotecas, lugares comerciales y nadie se mete con ellos, sabiendo las autoridades que están en malas prácticas. En una sociedad donde la corrupción y la inmunidad van en armonía, se comprende y hay un diálogo fructífero, muy dialéctico entre ellos. Cuando se produce esa situación ¿cuál es el mensaje que le estamos enviando a la sociedad dominicana? Que todo es permitido, que todo se puede hacer porque en esta sociedad no tenemos un horizonte claro hacia dónde vamos. Que me hablen de desarrollo económico, que me digan que el país va a avanzar, que tenemos tecnología”.