En febrero se cumplen 50 años del ametrallamiento de 1966

22_01_2016 HOY_VIERNES_220116_ El País7 E

Este 9 de febrero se conmemoran 50 años del ametrallamiento de decenas de estudiantes frente al Palacio Nacional en 1966.

Los jóvenes universitarios y secundarios no llevaban armas, en sus manos solo portaban lápices y cuadernos.
Su protesta exigía un mayor presupuesto para la Universidad Autónoma de Santo

Domingo, reconocimiento del Movimiento Renovador y del Consejo Universitario de la UASD y salida de las tropas de intervención de Estados Unidos y de la Fuerza Interamericana de Paz que mantenían ocupados varios centros escolares.

Los estudiantes fueron convocados por la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), en ese momento dirigida por Amín Abel Hasbún; la Unión de Estudiantes Revolucionarios (UER); Grupo Fragua; Bloque Revolucionario Universitario Cristiano (BRUC), Juventud Revolucionaria Cristiana (JRC) y Juventud Radical Revolucionaria. Así lo recuerda Rafael Santana, quien estuvo en el lugar “el día que las

calles se tiñeron de rojo” que inició cuando Romeo Llinás, del BRUC, bajaba las escalinatas del Palacio Nacional para llevar un mensaje de la comisión de dirigentes estudiantiles que esperaban ser recibidos por el presidente provisional, Héctor García Godoy.

En el hecho cayeron muertos en el pavimento los jóvenes Miguel Tolentino, Luis Jiménez Mella y Antonio Santos Méndez, y fueron heridos de gravedad Brunilda Amaral, Tony Pérez y Altagracia Amelia Ricart Calventi, estudiante de secundaria, quien murió el 3 de marzo en un hospital de San Antonio, Texas.

Los dirigentes estudiantiles eran acompañados, además, pñor el nuncio apostólico, monseñor Emmanuelle Clarizio, y el sacerdote Sergio Figueredo.

Por qué dispararon. Rafael Santana explica que la orden de disparar contra los estudiantes provino de un encuentro sostenido en el Palacio Nacional por los generales Jacinto Martínez Arana, jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional; Francisco Rivera Caminero, jefe de Estado Mayor de la Marina de Guerra; Juan Folch Pérez, jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea Dominicana y el coronel Elías Wessin y Wessin.