En la Diana

ROLANDO REYES
Primer Tiro

Si se redujeran y se unificaran las tasas del Impuesto sobre la Renta al 15% (como proponen los economistas asesores del principal candidato de la oposición), se mantiene la relación  lineal entre tasas y recaudaciones (no hay evidencias de que menores tasas producirán más o las mismas recaudaciones) y si se mantiene inalterable el monto del gasto público.

Si simultáneamente permanecen inalterables los demás ingresos fiscales, y si se mantienen también las demás condiciones de estabilidad y crecimiento económico, entonces el déficit fiscal se incrementaría de manera permanente en 1.7% del PIB, que si es financiado internamente (con créditos de los bancos o del Banco Central), produciría una inflación adicional de más de un 6% anual y una devaluación similar del peso dominicano. Como en el caso del consumidor promedio, el elector racional tendrá en cuenta el impacto que en su bienestar tendrían las propuestas de políticas de los elegibles. Electores y consumidores son los enemigos naturales de los déficit fiscales.  

Segundo Tiro

El fortalecimiento de la supervisión consolidada (fiscalización conjunta de las entidades financieras, dentro y fuera del país, que forman parte de un grupo o conglomerado) es uno de los puntos de la reforma a la Ley Monetaria y Financiera que objeta la Asociación de Bancos. Pero en Estados Unidos se estudia una reforma orientada a consolidar y fortalecer el marco regulador y supervisor para detectar tempranamente todos los riesgos de las entidades financieras, incluyendo los relacionados a derivados de relaciones financieras con el exterior. El G-7 acaba de proponer un plan de emergencia basado en cuatro puntos: 1) las entidades financieras deberán publicar toda su exposición al riesgo, incluyendo las pérdidas esperadas de los productos complejos, 2) modificación de las normas de contabilidad aplicables a los riesgos contingentes fuera del balance, 3) los supervisores deberán vigilar la práctica de gestión de riesgo (cambio radical respecto a Basilea II), 4) cambio en las recomendaciones de gestión del riesgo de liquidez y nuevo código de conducta para las agencias de calificación crediticia.

Tercer Tiro

El Foro permanente para la Estabilidad Financiera del Banco Internacional de Pagos acaba de proponer un plan que implica que las entidades financieras deberán aumentar su capital para cubrir posibles pérdidas por inversiones en productos crediticios complejos, y por posibles riesgos contingentes en cuentas de orden y otras cuentas fuera de los libros contables. Este es un cambio que se orienta a aumentar los requerimientos de capital de las entidades, pues ahora deberán cubrirse las pérdidas potenciales por riesgos que antes no se consideraban. Las entidades locales también están expuestas a los mismos riesgos crediticios y de mercado a que enfrentan los bancos internacionales. Por esa razón, quizás sea conveniente que los directivos a la Asociación de Bancos revisen y analicen cada uno de los puntos de estas nuevas propuestas del escenario financiero internacional, pues es necesario comprender que la supervisión consolidada requiere evaluar todos los riesgos posibles, internos y externos, y de manera simultánea.