En la Diana

ROLANDO REYES
Primer Tiro

Existe un experimento teórico conocido como el gato de Schrodinger, el cual ilustra la relación entre lo macro y lo muy micro: un gato está encerrado en una caja, junto con una botella de gas venenoso y una partícula radioactiva que tiene un 50% de posibilidad de desintegrarse.

El dispositivo es tal que si la partícula se desintegra, se rompe la botella y el gato muere. Como todo dentro de la caja está sometido a las leyes de la mecánica cuántica, mientras la misma no se abra, el gato estará vivo y muerto a la vez. No hay espacio para expectativas, solo dos estados igualmente probables. No existe situación equivalente en torno al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, aunque algunos ven en el gasto público a la partícula dentro de la caja, y creen que un acuerdo con el FMI es una garantía de que no se desintegrará. El inicio de conversaciones con ese organismo puede disminuir las posibilidades de desintegración. El Gobierno sabe que el gato está en peligro, y actuará en consecuencia. No permitirá que el gasto público mate al gato de Schrodinger.

Segundo Tiro

En el mundo de los humanos, los fundamentos macro-económicos son las columnas que aseguran la estabilidad del sistema y las que soportan los muros en que descansa el equilibrio macro-económico de la nación. Un coeficiente de deuda pública sostenible y manejable, un sistema financiero solvente y con moderada exposición al riesgo, una posición de balanza de pagos y de reservas internacionales capaz de absorber posibles choques externos negativos, y una política monetaria con capacidad de controlar la inflación, son los pilares necesarios para mantener el equilibrio macro-económico, y para mantener la estabilidad protegida de choques negativos internos y externos. La edificación está sometida a riesgos de movimientos telúricos y a tolerar vientos huracanados. Y aunque un riguroso análisis macro-económico ha permitido verificar la solidez de sus fundamentos, el mercado está esperando que no se registren fuerzas que socaven la fuerte columna de la sostenibilidad de las finanzas públicas.

Tercer Tiro

El conocimiento del valor que los electores otorgan a la estabilidad macro-económica es razón suficiente para creer en el compromiso del control del gasto público. Si bien el choque petrolero coloca presión sobre la balanza de pagos y en los activos internacionales netos del sistema bancario, la aceleración del crecimiento de la inversión extranjera y de las entradas de capitales (fruto del aumento de la diferencia entre la tasa de interés local y la de Estados Unidos) son fuerzas de sentido contrario de mayor intensidad, lo que podría iniciar una tendencia hacia la apreciación de la tasa de cambio, ampliando la base de la columna de sostenibilidad de las cuentas externas y de la posición de reservas. El aprovechamiento de este escenario favorable y la protección contra el posible choque de una recesión en Estados Unidos demandan un fortalecimiento de la posición financiera del Gobierno, pues así como la desintegración de la partícula produce la muerte del gato, así también el debilitamiento de las finanzas públicas socava la estabilidad macro-económica.