En Las Calderas luchan por preservación de las dunas

19_09_2016 HOY_LUNES_190916_ El País6 A

Las Calderas, Peravia.-Las agresiones al Monumento Natural Dunas de las Calderas han provocado casi la desaparición de especies como la uva de playa que anteriormente eran muy comunes en el área de esparcimiento de los nativos de la comunidad que hoy sienten nostalgia por su patrimonio natural.

Los últimos daños se registraron hace cerca de dos meses en la cañada de Guajamón y La Laguneta, donde se tumbaron decenas de árboles de aceitún, guano, almácigo, cambrón, olivo, bayahonda y uva de playa, entre otros. Las depredaciones fueron cometidas por invasores de terrenos con fines agrícolas.

Los comunitarios se han enfrentado a las autoridades a quienes acusan de negligentes y permisivos en torno a las violaciones en el área protegida.

Incluso alegan que el representante del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Domingo Vidal, tiene una parcela cultivada.

“Esos eran los parques donde jugábamos cuando muchacho, no había juguetes”, expresó Leonel Peña con lamentos al mostrar los grandes árboles destruidos recientemente.

Ramón Guerrero señaló que es un patrimonio que han vivido de generación en generación por más de 100 años y del cual se resistirán a perderlo. “A nosotros nos matan porque aquí hay demasiados intereses”, dijo.

Ambos destacaron que fue la comunidad que luchó para que las dunas sean protegidas por ley, ya que en la década de los 80 libraron una batalla para sacar a los areneros de ahí. “Este parque pertenece a este pueblo”, enfatizó.

Enfrentamiento. El pasado viernes varios comunitarios sostuvieron una acalorada discusión con Angel Gómez, administrador del monumento natural, a quien acusan de no evitar las agresiones a pesar de que desde el 2014 se vienen produciendo.
Gómez afirmó que las parcelas agrícolas están dentro del área de amortiguamiento y fueron asentadas por el Instituto Agrario Dominicano (IAD) hace varios años.
Informó que trabajan en un replanteo de las coordenadas y quienes estén dentro del espacio en conservación tendrán que salir.

“Hagan su estudio georeferencial bien porque no vamos aceptar que mutilen el parque”, advirtió Ramón Martínez.