En Latinoamérica ya utilizan
láser para destruir tumores

http://hoy.com.do/image/article/137/460x390/0/385527F3-2124-46D7-A13D-DF7415DB4336.jpeg

BUENOS AIRES.  EFE. Argentina se convirtió en el primer país de América Latina en usar una terapia que permite “quemar” ciertos tipos de tumores o aliviar el daño que producen otros cánceres avanzados sin necesidad de operar al paciente, informó ayer la prensa local.

   La primera aplicación de este procedimiento, conocido como terapia fotodinámica y que ya se usa en muchos países con muy buenos resultados, se llevó a cabo este martes en el Hospital General San Martín de la ciudad de La Plata, a 50 kilómetros de Buenos Aires.

   Según especialistas consultados por el periódico La Nación, la terapia resultó ser especialmente efectiva en cánceres de esófago, pulmón o cara y hoy volverá a aplicarse en un hospital de la capital argentina.

   En la primera etapa del procedimiento, se le inyecta al paciente una sustancia que circula por el organismo hasta concentrarse en los tumores y foto sensibilizarlos.

   Dos días más tarde, el médico introduce por canales naturales una fibra óptica que transporta un láser hasta el tumor, lo que permite iluminarlo con una luz roja y eliminar las células malignas sin lesionar los tejidos que las rodean.

 “La onda de la luz penetra hasta 8 milímetros en los tejidos, lo que permite tratar tumores superficiales o grandes y destruirlos localmente. No como la radioterapia, que no discrimina entre tejidos sanos y enfermos, sino que permite focalizar el tratamiento”, explicó Héctor Nava, jefe de Cirugía Oncológica del Roswell Park Cancer Institute de Buffalo, Estados Unidos.

   Tras entrenar a médicos argentinos en la realización del procedimiento, el experto llegó este domingo a Buenos Aires para supervisar los resultados de las primeras terapias efectuadas en este país.

Sobre el método

El método es excelente y mucho menos invasivo que la cirugía”, dijo el cirujano argentino Augusto Villaverde, director del equipo que lo puso en práctica en el Hospital General San Martín de La Plata. Villaverde aclaró que “no es para todos los pacientes, sino para los que no sean buenos candidatos para la cirugía, ya sea porque padecen otras enfermedades, porque son de edad avanzada o porque se niegan a que los operen.