En RD no hay control venta de fármacos; la gente consigue recetas con los amigos

P1

En las farmacias de la República Dominicana se vende cualquier tipo de medicamentos sin el más mínimo nivel de control, lo que es altamente nocivo para la salud y la capacidad curativa del organismo.
Sin embargo, desde el Ministerio de Salud informan que trabajan a toda capacidad en una campaña de educación y concienciación que deberá llegar a los ciudadanos, las farmacias, los propietarios y los médicos.
La doctora Dalia Castillo, encargada del departamento de Vigilancia Sanitaria de la Dirección de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios (DIGEMAPS) aseguró que se trabaja en cuatro renglones de medicamentos, se aplicará el reglamento 246-06 de la Ley General de Salud.
El dominicano se vale de diferentes mecanismos y relaciones primarias para tener acceso a medicamentos de uso delicado y para llevar desde aquí, fármacos a familiares que viven en otros países donde hay reglamentación.
“Dame el medicamento más fuerte de esos, necesito dormir”, dijo una usuaria de medicamentos en una farmacia de Naco, en el Distrito Nacional. La conducta se repite en cualquier establecimiento, la gente compra antibióticos, antihistamínicos, antialérgicos, somníferos y fármacos sin prescripción para cualquier tipo de enfermedad que se venden en las farmacias.
Los establecimientos y el propietario deben contribuir con el cumplimiento de la legislación vigente, sobre todo en el caso de medicamentos de uso delicado, asegura la especialista.
Asimismo, en el país existe un gran mercado publicitario de medicamentos, esto lleva al uso irracional por parte de los usuarios, asegura Castillo.
Se trata de un cambio de cultura que debe ser asumido por médicos, pacientes y por el sector farmacéutico, aseguró la experta en medicamentos.
Ya existe una lista de medicamentos de libre venta, el cual deja implícito todo lo que no puede ser adquirido sin receta médica.
En efecto, en el país se compra antibiótico sin recetas, lo que es inconcebible en países con normas, se pueden comprar esteroideos y estimulantes sexuales, sobre estos grupos de medicamentos recaerá el mayor control, asegura la experta.
“Nos abocamos a la aplicación de un reglamento que regula la venta de medicamentos de prescripción médica, por lo cual sacamos una lista de medicinas que hará que se cumpla con la ley”, dijo Castillo.
Los pacientes desarrollan habilidades e inducen al médico a que le prescriba medicamentos bajo cualquier pretexto. Se las ingenian, buscan relaciones con dueños de farmacias, con los dependientes y recomiendan al vecino y a las familias las sustituciones de medicamentos que pueden hacer, narra Castillo.
Más riesgo Los fármacos en los que habrá prioridad en el control son los antibióticos, las hormonas, los esteroides y los estimulantes sexuales, por ahí está la propuesta que tiene el Ministerio de Salud.
Esto dependerá de la actitud de los usuarios, que no la vean como una actitud restrictiva al acceso, sino como una medida orientada a la protección ante el riesgo por el consumo de esos medicamentos.
En el país existe un gran abuso de los antibióticos, se conoce de mujeres que los toman si tienen la menstruación, si tienen dolor o si creen que se van a infectar con una relación sexual.
Se trabajará para que la gente no acuda directamente a la farmacia, sino que busque una prescripción médica, explica en el caso de las hormonas, las cuales tienen un margen de seguridad muy estrecho, dijo Castillo, quien aseguró que vincularán las farmacias comunitarias al cuidado de la salud de las personas.
Dijo que en la prescripción médica es importante la dosis, la presentación debe tener la cantidad que requiera el tratamiento, lo que ayuda al uso racional de los medicamentos.