En RD se deben cambiar las reglas de reforestar

En RD se deben cambiar las reglas de reforestar

Las cuencas hidrográficas también llamadas cuencas de drenaje, hoyas hidrográficas, cuencas fluviales o cuencas imbríferas, son zonas de la superficie terrestre en donde, si fuera impermeable, las gotas de lluvia que caen sobre ella tienden a ser drenadas por el sistema de corrientes hacia un mismo punto de salida.

En un lenguaje más simple es como una especie de “embudo” del territorio por el que escurre el agua desde las partes altas hasta llegar a un punto en común de donde sale toda el agua que fluye hacia otro lado.

En resumen, una cuenca es la sumatoria de todos los ríos que se conectan en un punto en el destino al mar, es decir, todos los ríos que se unen en un mismo cauce se consideran una cuenca.

Puede leer: Fallecidos por lluvias torrenciales en RD aumentan a 25

Entre las cuencas hidrográficas más importantes de la República Dominicana se encuentra la del río Yaque del Norte, el más largo del país, con una extensión de 296 kms. Sus afluentes son Jimenoa, Bao, Amina, Mao, Guayubín y Maguaca; la cuenca del río Yaque del Sur, con una extensión de 209 kms. con tres afluentes, San Juan, en Medio y Las Cuevas.

También está la cuenca del río Yuna, el más caudaloso, tiene como afluentes principales el Camú, Masipedro, Maimón, Chacuey y Cuaba; la cuenca del río Ozama es la cuarta en importancia porque baña el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, con un recorrido de 148 kilómetros, su afluente principal es el río Isabela.

De acuerdo con el catedrático Silvio Carrasco, los ríos que tienen cuencas compartidas son binacionales, no importa que sea divisorio, como es el caso de la cuenca del Río Masacre o río Dajabón, que nace en la montaña Pico del Gallo y tiene una longitud de 55 kilómetros. Se encuentra en la isla de La Española, separando la República Dominicana y Haití. Tiene su origen en la Loma de Cabrera y desemboca en la bahía de Manzanillo, formando parte de la cuenca hidrográfica del Atlántico, en su desembocadura, se encuentran varias lagunas que son componentes clave del Parque Nacional Montecristi.

De igual manera está la cuenca del Artibonito, que es un río binacional porque nace en la Cordillera Central de República Dominicana y desemboca en el golfo de Gonaive, en Haití, recorre 321 km y es considerado el más largo de la isla, sus afluentes son el Macasia, Libón y Joca.

Dejar el bosque en paz

Si queremos tener seguridad hídrica en República Dominicana tenemos que empezar por el bosque y aprender a dejarlo en paz. Una solución para crear bosques sostenibles, proveer el cuidado necesario en las áreas protegidas y cambiar la cultura de montaña y ganadería, sería invertirle tan solo un por ciento del cobro del agua, como afirma el experto en hidrología, el agua debe pagar su inversión en la naturaleza y todos sus recursos hídricos.

La primera Mesa del Directorio del Agua de Iberoamérica fue firmada en el 2003 y le correspondió a Silvio Carrasco, en su gestión como director del INDRHI, presidirla y desde entonces se reúnen anualmente. En Cuba se está realizando una mesa donde se discuten las aguas binacionales del continente.

Publicaciones Relacionadas