En Semana Santa, ¡cuidado con la barriga!

21_03_2016 HOY_LUNES_210316_ ¡Vivir!7 C

Hablando con un médico gastroenterólogo, encontramos cuáles son las medidas necesarias para evitar que la Semana Santa se convierta en un mal rato por complicaciones de salud que se pueden evitar.

El doctor Diógenes García, especialista en salud digestiva, recuerda que la Semana Santa es una época del año que no está libre de la ingesta desmesurada de comidas y alcohol.

El descontrol a la hora de comer o beber, ligado a un manejo poco riguroso de los alimentos, trae como consecuencia enfermedades diarreicas causadas por bacterias o parásitos.

Fuera de control. El año pasado el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) reportó 183 personas tratadas por intoxicación alcohólica y 28 por la ingesta excesiva de alimentos durante la Semana Santa del 2015.

Otra razón común de trastornos es la inadecuada digestión de los componentes de los alimentos, que puede traer repercusiones graves a las que debe prestarse atención, señala García, pasado presidente de la Sociedad Dominicana de Gastroenterología.

Mucha gente come cantidades de alimentos que sobrepasan la capacidad de su estómago sin tomar en cuenta las consecuencias.

“Es un error la preparación de comida con una alta utilización de manos, por ejemplo vegetales crudos, ensaladas mixtas, tienen una alta posibilidad de contaminación”, señala García, directivo actual de la Sociedad de Gastroenterología, quien aconseja preferir los alimentos bien cocidos y los frescos, siempre y cuando se manejen después de lavarse las manos; también destaca la importancia de usar agua filtrada, y de cubrir adecuadamente las comidas.

La higiene es solo una parte del cuidado al manejar alimentos, también el cuerpo se reciente cuando se consumen alimentos que se descomponen con el calor del sol en lugares al aire libre. En el asueto, es preferible no comer en lugares públicos con poco control de higiene, no guardar alimentos sobrantes para ser ingeridos posteriormente, y evitar ensaladas frías preparadas con mayonesa así como pastas combinadas.

Aconseja que en los viajes se prefiera alimentos enlatados y aquellos de fácil preparación y conservación.