En sólo cien palabras

[b]Mensaje optimista[/b]

Los obispos aseguran que la raíz de nuestros problemas es económica, arreglándose solo con sentido común. Ojalá fuese así.

¿Quiénes alertaron contra despilfarros de los Panamericanos?

Valientemente reclaman como de justicia inaplazable reajustar salarios al doble, ¡tanto públicos como privados!

Contra quienes arguyen que tales reajustes son inflacionarios los defienden como necesarios y beneficiosos.

¿Qué pensarán para sí los prelados sobre la repostulación presidencial?

Nada dicen ahora los obispos sobre la criminal usura aunque condenan como inmoral hablar mal de los bancos que la practican.

Recientemente, los obispos argentinos alertaron contra ese ALCA globalizante, tan ansiado aquí.

Tienen experiencia dolarizadora.

E Mail: e.lapayese@codetel.net.do