En sólo cien palabras

Arbitrariedades

Han pasado siete meses desde aquella grotesca sesión en Palacio, y el temido estancamiento judicial es evidente.

Dándole largas se deniega justicia.

Nuestros problemas mayores tienen evidente expresión económica, pero su profunda raíz está en el arbitrario manejo despreciando la Constitución.

No nos engañemos, la reciente resolución de la Suprema que ahora invoca la defensa de los banqueros presos, es simple aplicación de la Constitución.

Igualmente, la incautación de los medios por la fiscalía violó la Constitución al carecer de sentencia judicial.

La Ley del Lavado es perverso instrumento de arbitrariedades.

Como la Ley de Drogas.

Digan lo que digan.