En vivo

Auto de No ha lugar

Como están de moda los “autos no ha lugar”, quiero, con la venia del Señor Juez de la Tremenda Corte, solicitar un “no ha lugar” porque riñe con los preceptos constituciones de la Res-Pública, y la Carta de los Derechos Humanos, el llevar orates a la televisión dominguera.

Señor Magistrado quiero solicitar también un “no ha lugar”, a favor del proyecto de ley de la payola, que duerme el sueño eterno, no se sabe en cuál de las cámaras.

Que Su Señoría acepte el acto y que no se envíe a juicio de fondo al salsero Michel porque es “falso de toda falsedad” vincularlo con ese hecho, como el “cordón umbilical”.

Señor Juez de la Tremenda Corte, le solicito unos “autos de no ha lugar” a favor de nuestros defendidos “Trespatines”, los que atracaron al comediante “Margaro” y le propinaron cinco puñaladas, a favor de “Amara La Negra”, aquellos programás vulgares, aquellos artistas que cuando pierden lanzan rayos y centellas contra Acroarte.

Y para que no se alegue ignorancia, lo hago contar por secretaria del Tribunal.