En vivo. Soberano y crítica

Feliz Vinicio Lora

En el 2014 el periódico Listín Diario inició una bonita campaña para elevar la calidad de las letras de los artistas urbanos, e invitaron los expresidentes de Acroarte a una entrevista-desayuno- con su director, Miguel Franjul. Recuerdo que asistieron los ex presidentes Carlos T. Martínez, Fausto Polanco, Miguel A. Rivera, Máximo Jiménez, Joseph Cáceres, José Tejada. Gómez, Napoleón Beras, el entonces presidente José Antonio Aybar y yo, además de Carlos Cepeda Suriel, miembro del consejo de asesores. Todos nos comprometimos a seguir impulsando esta cruzada y a motivar a que los artistas urbanos graben letras limpias, reconociendo que la música urbana es una realidad, pero eso no justifica la vulgaridad que exhiben sus letras incitando al consumo de drogas, a la violencia contra la mujer. A la opinión de Mariasela Álvarez, se suma Celso Marranzini, criticando con sobrada razón el premio a El Alfa. Pero también un Soberano a Bad Bunny, destacado por su vulgaridada. No podemos seguir promocionando los anti valores. ¿Qué es lo que premiamos, ¡por Dios!? ¿La vulgaridad, la morbosidad, la droga, el irrespeto a los símbolos patrios, la violencia de género? Nuestros hijos y nietos creen que ese es el modelo a seguir. Hay que frenar a esos urbanos que graban groserías, como Acroarte frenó la bachata vulgar y luego entró al premio en el año 2000, en la gestión de Joseph Cáceres.